Al momento

MG ZS Gasolina y Eléctrico, dos maneras de vivir la eficiencia

Elegir un automóvil no es una decisión fácil, pero cuando ya tenemos claro el modelo que más se ajusta a nuestras necesidades el panorama comienza a cambiar. Pero ¿qué haría si una vez que encontró el vehículo de sus sueños se topara con la decisión de elegir el recurso energético que lo impulsa?

El ZS gasolinero está equipado con un motor de 1.5 litros que produce 114 CV y 150 Nm de torque; este bloque puede estar unido a una transmisión mecánica de cinco velocidades o a una automática de cuatro. Con caja manual se anuncia un rendimiento de 11 km/l en ciudad, 17,4 km/l en carretera y un promedio de 14,3 km/l, según los datos de homologación.

El estanque de combustible admite un máximo de 48 litros, por lo que deducimos una autonomía en carretera superior a los 800 kilómetros.

La variante eléctrica está disponible en una sola versión, con caja automática monomarcha, y la unidad motriz es trifásica. Toma energía de unas baterías de iones de litio distribuidas en el piso, mientras que nos entrega una potencia equivalente a 141,5 CV y un torque 353 Nm, los que se sienten desde el primer instante… va de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos.

Se anuncia una autonomía de 335 kilómetros, que se reduce a 270 km cuando enfrentamos las complejidades de las zonas urbanas.

En esta prueba de manejo les mostramos las dos alternativas energéticas que nos ofrece el MG ZS, el SUV más vendido en nuestro país.