Al momento

Taycan: el punto intermedio entre deportividad y sustentabilidad

En una entrevista con Vicente Díaz, gerente comercial de Porsche en Chile, conversamos sobre lo que ha significado el exitoso fenómeno Taycan, sobre la opinión de los puristas ante la llegada de la electromovilidad a Porsche y de los números con que la marca está llegando a fin de año y comienza a proyectar su 2021.

Por Paola Leyton T.

¿Qué ha significado la llegada de Taycan a Chile para la marca?

Desde que Porsche está promoviendo el Mission E, que es el primer auto concepto que derivó en Taycan, lo venimos esperando, pues sabíamos que nos abriría la puerta a un nuevo segmento de clientes que tal vez no están tan enfocado en el lujo, pero sí en tener la última tecnología.

Si bien nosotros somos puristas, pues venimos de los deportivos, ya habíamos hecho una transición exitosa al mundo de los SUV premium y Taycan nos está permitiendo abrirnos a una nueva gama de clientes, lo que ha quedado demostrado a nivel mundial, dado que el 40% de las primeras reservas vinieron de clientes fuera de la marca.

¿Ese comportamiento se replicó en Chile?

Nosotros esperábamos que se diera algo así, pero no alcanzó a ocurrir, pues por la pandemia, bajaron las cuotas de este modelo para nuestro país y todas las unidades que han llegado ya estaban reservadas y configuradas para clientes de la marca. No obstante, hay una lista de espera y en ella esperamos ir sumando a nuevos clientes.

Otro dato interesante es que hay muchos clientes que ya tienen un auto deportivo y están viendo el Taycan como un complemento para la ciudad. También hay otros que vienen del Cayenne Coupé Turbo por ejemplo y quieren el Taycan para moverse hacia la deportividad, pues para ellos el Carrera o un 718 es demasiado.

¿Qué valoran más los clientes? ¿La deportividad o la electromovilidad?

Yo te diría que ambos, pero más lo primero, que es bien interesante porque la gente habla mucho de los autos eléctricos por el tema de la electromovilidad, pero Porsche fue bien inteligente en ese sentido en ocupar esa característica como un tema secundario.

Este es un Porsche, se comporta como tal y finalmente el performance que te puede entregar un auto eléctrico, si bien es distinto a un motor a combustión, tiene sus emociones que son súper marcadas y eso es lo que hemos promovido. Hay muchos clientes que tras el lanzamiento mundial reservaron el auto sin si quiera verlo físicamente y cuando pudieron probarlo, cerramos el ciclo de venta inmediatamente porque ahí se dieron cuenta que Taycan cumplía con todo lo que prometía, pues el auto es fiel al ADN de la marca.

¿Qué destacarías de este modelo, en términos de tecnología?

Es entretenido porque por la tecnología no hay curva de torque, hay una aceleración inmediata y resolvieron muy bien el tema del centro de gravedad del auto poniendo la batería abajo, entonces la posición del conductor la replicaron muy bien de lo que es el 911. Además, en Taycan hay suficiente espacio suficiente para que vayan 4 personas de manera cómoda y si bien es un auto grande y pesado, no se siente como un auto pesado, entonces está muy bien resuelto.

Taycan ¿es la punta de lanza para un cambio hacia la electromovilidad?

Nosotros estamos entusiasmados, pero también entendemos que esto tiene que ir de la mano con que el mercado vaya abriéndole las puertas a este tipo de vehículos. Hoy en día la propuesta de electromovilidad en Chile es más o menos baja, los rangos de precio en general son altos para el mercado masivo, pero son bajos para la propuesta de deportivos. Nosotros estamos muy lejos en el precio en oferta de deportivos de electromovilidad versus lo que hoy día está en el mercado, entonces creemos que hay un boom inicial por haber lanzado el auto y yo creo que después se va a estabilizar y podría ser un mercado de 15 o 20 deportivos al año, pero es un muy buen punto de partida para comenzar a construir un portafolio de vehículos eléctricos.

Entonces, aunque los volúmenes todavía son conservadores, tenemos toda la motivación de empujarlos. Pero también tenemos un mensaje claro para nuestros clientes y es que seguimos siendo tradicionalistas, seguimos promoviendo motores a combustión y un buen ejemplo de eso es lo que está haciendo Porsche con Enel y Siemens en el sur, desarrollando tecnología eólica para poder desarrollar combustible sintético, a base de hidrógeno, para poder extender la vida de los motores a combustión.

Si bien Porsche empuja la electromovilidad, por otro lado ve alternativas para que sus motores a combustión sigan funcionando, como en Chile, en que el 70% de sus autos siguen circulando desde el principio de los tiempos.

¿Cómo ha sido el año en general para la marca?

A nivel mundial, independiente que la venta de unidades bajó en torno a un 5% respecto al año pasado, seguimos teniendo un buen performance. Y es que Porsche fue muy inteligente porque a principio de año supo enfocar todos sus recursos en los marcados que se estaban recuperando más rápido, como Asia.

En el mercado local, igual estamos satisfechos. Todo el mundo sabe que la industria automotriz ha sido una de las más golpeadas, pero aún así nosotros hemos logrado hacer crecer nuestra participación por sobre un 3% en el mercado de lujo. Esto es un buen reflejo de nuestra capacidad de respuesta. Supimos darle una atención personalizada a nuestros clientes, no perder el contacto con ellos durante la cuarentena, pasándonos a formatos digitales, manteniendo ese contacto 1 a 1.

Además, durante la pandemia mantuvimos un servicio de emergencia en la postventa y como importadores supimos reaccionar rápido, teniendo un mix y una propuesta de valor agresiva en que los modelos de gama alta se siguieron comercializando. Este fue un año donde no cambiaron plataformas, pero sí tuvimos lanzamientos, a principio de año se lanzó el 718 Spyder, el 718 Cayman GT4, luego el Taycan, el Cayenne en versión GTS, llegó el Macan GTS y ahora estamos en espera del 992 Turbo y Turbo S y esas novedades nos sirvieron para mantenernos muy vigentes.

¿Qué se viene para el próximo año?

Se vienen algunas novedades en versiones GT del Carrera, autos de nicho, pero que dejan mucho que hablar y anuncios revolucionarios respecto al portfolio eléctrico de la marca para los próximos 3 años. Porsche seguirá promoviendo la electromovilidad, pero los motores de combustión coexistirán por muchos años más, para que el parque siga circulando, pero siendo una marca con más conciencia ecológica.