Al momento

Ford Ranger, cinco razones para elegirla

En octubre del año pasado llegó a nuestro país la actualización de esta notable camioneta, un ejemplar que ostenta el cuarto lugar en el ranking de las más vendidas hasta septiembre del presente lustro. Diez versiones componen la gama, en la que nos encontramos con tres eficientes opciones de motorización; estos son sus principales atributos.

Por Leonardo Pacheco

Se trata de un producto regional, que llega desde las instalaciones de Ford en Argentina, con una actualización bastante profunda en lo tecnológico pero no tanto así en lo estético; y en realidad no necesitaba un refresh de diseño porque luce muy bien.

La propuesta exterior comienza con 5.354 mm de largo, 1.860 mm de ancho, 1.821 mm de alto y con una distancia entre ejes de 3.220. Solo está disponible en formato doble cabina, pensando en la funcionalidad, y en el cajón de carga admite desde 1.024 hasta 1.350 kilos dependiendo de la versión elegida.

Como ya lo anticipamos, se ofrecen tres opciones de motor: 2.2 litros turbodiésel con 160 CV y 385 Nm, 3.2 litros turbodiésel con 200 CV y 470 Nm, y un gasolinero de 2.5 litros que produce 166 CV y 225 Nm de par. También se anuncia un trío de cajas de velocidades, dos conjuntos manuales con cinco y seis marchas, y una automática de seis desarrollos. La tracción 4×4 está presente en cinco de las diez versiones, las que dicho sea de paso se apellidan XL, XLT, LTD, XLS y Limited.

A los amantes del off road la Ranger les obsequia notables capacidades, entre las que destacan los 800 mm de vadeo, un ángulo de ataque de 28°, un ángulo ventral de 24° y 26° de salida, por lo que es ideal para los amantes de los deportes al aire libre. Y un dato extra, en el primer punto la exponente de Ford es la líder del segmento.

Los precios van desde $17.600.100 (IVA incluido) y finalizan en $30.928.100 (IVA incluido). Existen muy buenas razones para elegir esta camioneta, por sobre sus muchos rivales venidos desde Asia, pero con el afán de simplificar la información enumeraremos los cinco principales argumentos.

1) Es un producto consolidado

Desde hace muchos años que la Ranger está presente en nuestro mercado, y a diferencia de algunos competidores es un producto avalado por miles de usuarios. Una camioneta a lo largo de su vida útil siempre estará expuesta a fuertes rigores, a extenuantes jornadas, por lo que al menos en este segmento lo mejor es ir hacia lo conocido y no experimentar con ejemplares que aún no han demostrado su tasación; y esto cobra mayor validez cuando se trata de flotas.

2) Una amplia gama cubre todas las necesidades

La Ranger ofrece diez versiones, entre las que se puede elegir la opción más adecuada al uso que se le quiera dar. Si se requiere fuerza y capacidad de carga están las unidades diésel, y si lo que se busca es un vehículo para viajes en familia o para la recreación, ahí están las unidades provistas de motor gasolinero, con caja automática y con un habitáculo equipado hasta la saciedad; el nivel Limited está a la altura de lo que ofrecen los SUV más costos del mercado.

3) La marca es confiable y está presente en todo Chile

Tenemos claro que no es una pequeña inversión, porque la unidad menos costosa se anuncia a más de 17 millones de pesos. Y es por eso que el ovalo azul cobra relevancia, ya que se trata de uno de los nombres más antiguos y tradicionales de nuestro país, y por décadas esta marca se ha preocupado de expandir su red comercial y de servicio técnico; recordemos además que no está representada por un importador… sino que se trata de Ford Chile, así directamente.

4) Es una camioneta ágil y de excelente desempeño

Sin que importe mucho la motorización o el tipo de caja de velocidades, la Ranger es una camioneta que se mueve ágilmente tanto en asfalto como fuera de él. La ciudad no es un problema, porque sus dimensiones no son exageradas, y en la cabina la correcta insonorización nos permite disfrutar de mucha quietud, de una entretenida charla o de la buena música. Al rodar sin carga no se comporta de un modo “rebotón”, mientras que nos transmite una tranquilizadora sensación de seguridad en todo momento.

5) La calidad y prolijidad se manifiestan en todos sus detalles

Es una camioneta muy bien construida, con una lista de equipamiento abundante desde la unidad que abre la oferta. En la cabina los materiales son agradables al tacto y los ensambles no acusan debilidades, algo que se nota al conducir sobre terreno áspero. El puesto de conducción es perfecto, ergonómico y fácil de adecuar a todas las complexiones, siendo una de sus mayores cualidades que en poco tiempo nos olvidaremos que vamos a los mandos de una pickup… se siente como un confortable SUV.