Al momento

Tendencias, las submarcas chinas que buscan consolidarse

Los fabricantes del “Dragón Asiático” ya no se conforman con solo expandir sus redes hacia los segmentos generalistas, sino que además quieren atacar los grupos aspiracionales y liderar la electrificación. Es en ese momento cuando las sub y las nuevas marcas adquieren protagonismo. 

Por Leonardo Pacheco

Para entender este fenómeno podemos citar lo sucedido con Nissan, Toyota y Honda, hace varios años ya, cuando en ese mismo orden las citadas marcas le dieron vida a sus divisiones de lujo Infiniti, Lexus y Acura, para tener la oportunidad de competir en la parte alta del mercado estadounidense y de paso burlar las restricciones que se les imponían a las firmas extranjeras… que limitaba el número de unidades que podían importar.

Eso mismo es lo que están haciendo algunos fabricantes chinos, crear marcas y submarcas encargadas de mejorar la tasación de sus productos, para así poder ubicarlos en los segmentos aspiracionales de los mercados foráneos. Claro que en la industria también se han dado casos al contrario, como el de Nissan y Datsun, donde esta última asumió el papel de marca “low cost”.

Volviendo al tema, en el recién celebrado Salón de Beijing esta tendencia se declaró con notable fuerza, porque marcas como Link & Co, Bestune, Exeed, Hongqi, Geometry, Preface y ORA, por nombrar algunas, se encargaron de animar la fiesta y brindarnos un anticipo de lo que pretende lograr la industria automotriz china a corto plazo, que es estar presente en todos los segmentos y estratos comerciales.

La primera muestra de esto la tuvimos con Haval, cuando su marca madre Great Wall Motors decidió que todos sus SUV debían portar un escudo diferente, provenir de una división especializada en la materia. Y lo han hecho muy bien por cierto, ya que en poco tiempo la submarca Haval ha sumado adeptos y nuevos productos en diferentes rincones del mundo, y nuestro país no ha sido inmune a sus encantos.

Geely lidera la tendencia

Hay dos campos de interés hacia donde marcharán los fabricantes chinos de automóviles, el segmento premium y el grupo de los electrificados, áreas que serán fundamentales para abrirles las puertas de la expansión internacional, en Europa principalmente.

Para poner las cosas en orden revisemos a quien le pertenece cada nombre y cuál es su especialidad. Link & Co es propiedad de Geely, y se dedica a la fabricación de ejemplares con aires deportivos, berlinas y crossovers estilo GT por describirlos de un modo fácil de entender. Bestune le pertenece a Faw (First Auto Works), y desde sus instalaciones egresan un estiloso SUV y un elegante sedán.

Continuamos esta revisión con Exeed, una marca de lujo nacida dentro del alero de Chery, división que no esconde sus intenciones de moverse en el mercado europeo; de hecho debutó hace un par de años en el Salón de Frankfurt. El caso de Hongqi es muy especial, porque no proviene de un nombre conocido sino que evolucionó desde lo básico hasta transformarse en un constructor bastante cotizado en su país natal. Su producto más famoso es el L5, el “Rolls-Royce” chino, que es un enorme y lujoso sedán equipado con un motor V12 de 6.0 litros que produce 408 CV.

Geometry al igual que Preface forman parte del grupo Geely, dedicándose la primera a la fabricación de automóviles eléctricos y, la segunda, al desarrollo de ejemplares a la altura de los ofrecidos por Volvo en cuanto a calidad, equipamiento y tecnología. Recordemos que Geely es uno de los conglomerados más fuertes de China, dueña de la citada Volvo e incluso la responsable de construir los clásicos taxis eléctricos que ruedan por las calles de Inglaterra; son obra de la división Yuan Cheng New Energy Commercial Vehicle.

Finalizamos la revisión con ORA, división de vehículos eléctricos presentada por Great Wall Motors en el Salón de Beijing y que acaparó los titulares con su simpático modelo White Cat, el gato blanco, un vehículo compacto (3,62 metros de largo) que promete una autonomía de 401 kilómetros merced a un electromotor de 45 kW.

Este fenómeno está lejos de desaparecer de la industria, más bien se verá fortalecido. Los fabricantes chinos ya han comprobado sus beneficios y no solo ellos, porque marcas de otros orígenes están haciendo lo mismo para poder moverse con mayor libertad en ese atractivo escenario… como el caso de Volkswagen que le dio el vamos a la división Jetta. ¿Qué les parece?