Al momento

Por ley, todos los autos que lleguen a Chile deben tener frenos ABS

Hace dos años, una modificación al Decreto No. 26 del Ministerio de Transportes estableció que, a partir del 3 de octubre de 2020, todos los autos nuevos que lleguen a Chile para homologación deben contar con sistema de frenos ABS (antibloqueo de ruedas). Como no hay fecha que no se cumpla, el plazo llega este sábado.

Esta nueva obligatoriedad constituye un elemento de seguridad activa adicional en el vehículo y es una de las más importantes en el mundo, ya que logra reducir los accidentes en un 80%. Pese a que los frenos ABS cumplieron 40 años desde su invención y que en Europa son obligatorios desde el 2003, Chile estaba al debe en este ámbito.

¿Por qué son tan importantes?

Aunque mucha gente sólo sabe que son un plus de seguridad, en realidad desconoce qué son y cómo se usan. A continuación, te lo explicamos:

El sistema antibloqueo de frenos, más conocido como ABS, funciona impidiendo que los neumáticos se bloqueen cuando se realiza una frenada fuerte, de esta manera se evita que el vehículo pierda adherencia, estabilidad y que la distancia de frenado se multiplique. El sistema incluye un sensor que se ubica en cada una de las ruedas y que, cuando frenas de forma intempestiva, detecta que una rueda está bloqueándose y le vuelve a dar agarre.

En la práctica, los frenos ABS mejoran notablemente la seguridad dinámica de los autos, ya que reducen la posibilidad de pérdida de control del vehículo en situaciones extremas y permiten mantener el control sobre la dirección, logrando, además, detener el vehículo en menos metros. Por ello son tan importantes.

El avance para Chile en términos de seguridad vial es muy importante, sin embargo, aún quedará pendiente la modificación del decreto que también incluye el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP, por su sigla en inglés), el cual será exigencia de seguridad a partir de 2021.