Al momento

Bicicletas eléctricas de alta gama llegan a Chile de la mano de Quatum Group

Desde octubre, se podrán adquirir tres innovadores modelos del fabricante croata Greyp: G 6.2, G 6.3 y G12 S, cuyos valores en Estados Unidos parten en los $US 8.500.

Sofisticadas, hiperconectadas e inteligentes son las bicicletas eléctricas Greyp, que se han popularizado por deportistas como Leonel Messi y Gerard Piqué y que en octubre llegarán a nuestro país gracias a Quantum Group, representante de marcas exclusivas como Aston Martin, McLaren y Lotus. En nuestro país se comercializarán tres modelos: G 6.2, G 6.3 y G12 S.

Greyp es una empresa croata, perteneciente a Rimac Automobili, el reconocido fabricante de superdeportivos eléctricos, que fusionó la innovación y la tecnología de este sector, para incorporarlo al mundo de las bicicletas. Esto hizo que se hicieran atractivas para destacados deportistas como Leonel Messi y Gerard Piqué.

G 6.2 y G 6.3: para ciclistas todo terreno

La bicicleta de montaña eléctrica Greyp G6 tiene una batería de 36V 700 Wh alimentada por celdas LG, con una autonomía de 100 km. Greyp puso la batería hexagonal extraíble en exhibición en la parte central del G6, ubicada entre las rodillas del ciclista.

El conjunto de componentes electrónicos del Greyp G6 está gestionado por un módulo de inteligencia central (CIM). Incluye una pantalla a color, WiFi, Bluetooth, conectividad 4G, giroscopio, conector USB C, cámara frontal y también interfaces con una cámara trasera debajo del asiento.

Las cámaras gran angular de 1080p 30 FPS están diseñadas principalmente para la captura de video durante la conducción. También hay un botón para compartir el video en los controles de la manilla de la bicicleta. Si sucede algo interesante o emocionante en un viaje, al presionar el botón se guardarán automáticamente los últimos 15-30 segundos de video y se cargarán en la cuenta de redes sociales del ciclista para compartir con sus amigos y seguidores. Se pueden elegir datos adicionales para incluirlos y superponerlos con el video, como el uso de energía de la bicicleta, la velocidad, el tiempo de emisión, etc. Ese tipo de conectividad está habilitada por el módulo eSIM diseñado por Greyp. Permite que la bicicleta esté constantemente conectada a datos de telecomunicaciones 4G sin la necesidad de una tarjeta SIM (con software que reemplaza a una tarjeta SIM convencional).

Greyp también programó la bicicleta, para que si alguien la toca mientras está estacionada, alertará al teléfono del ciclista y le dará acceso a la transmisión de la cámara para ver quién está jugando o intentando robarla. El ciclista puede optar por desactivarla de forma remota para evitar su manipulación.

Sin embargo, el Greyp G6 no solo está conectado a datos de telecomunicaciones, sino que también puede conectarse al usuario. Con la capacidad de integrar los datos de los latidos del corazón del ciclista en la modulación de potencia, los ciclistas pueden permitir que la bicicleta sintonice la salida de potencia en función de una combinación de su propia frecuencia cardíaca y par de pedaleo.

Con un teléfono montado en la bicicleta en modo tablero, el Greyp G6 puede proporcionar una gran cantidad de información que incluye no solo la información estándar, como la velocidad y la carga, sino también el mapeo GPS y el alcance predictivo. Los ciclistas pueden encontrar un punto en el mapa, como el pico de una montaña, y la computadora calculará si tienen suficiente energía en la batería para alcanzarlo, o planeará un punto de no retorno para ellos si el ciclista no quiere estar atascado pedaleando.

La bicicleta de montaña eléctrica Greyp G6 se ofrecerán en nuestro país en dos modelos: G6.2 y G6.3.  Estos modelos tienen un valor de 8.500 y 9.000 dólares en la página oficial de Greyp, pero aún tendremos que esperar algunos días para saber los valores con los que llegarán a nuestro país.

G12S: lo mejor de dos mundos

Por su parte, la G12S es una fusión entre una bicicleta y una moto eléctrica, con una velocidad limitada a 70 km/h, capaz de pasar de 15 a 50 km/h en segundos. Eso sí, tiene un panel de control que le permite controlar la velocidad. Su motor, en posición trasera ofrece una potencia máxima de 12 kW y 16 CV, con una autonomía de hasta 120 kilómetros con una sola carga. Esto se consigue integrando en el chasis la batería fabricada por Rimac Automobili que posee una de las mayores capacidades del mercado: 1.500 Wh. Además, incorpora un lector de huellas dactilares para desbloquear la bicicleta.

En la pantalla de la GREYP G12S no solo selecciona los modos de conducción, también proporciona toda la información que se necesita para planificar el trayecto y monitorizar las prestaciones del sistema.

El marco de la G12S es fabricado con acero 25CrMo4, cortado con láser y soldado a mano, que posteriormente pasa a un banco de pruebas de estrés antes de ir a la fase de producción.

Su batería, cubierta por fibra de carbono y con un tiempo de carga de 80 minutos, cuenta con un BMS (Battery Management System), que monitoriza 100 veces por segundo el voltaje de las celdas para calcular con precisión el estado de carga y la autonomía restante, a la vez que vigila su temperatura gracias a los cinco sensores instalados. Su composición química y el proceso de fabricación garantizan más de mil ciclos de recarga.

Destacan sus grandes suspensiones: la RockshoxBoxxer RC y la central Rockshox Vivid R2C, que proporcionan el agarre necesario en terrenos complicados y el comfort durante trayectos urbanos.