Al momento

KIA trabaja en 7 nuevos eléctricos para el 2027

El primer BEV (Vehículo Eléctrico de Batería) de la marca tendrá por nombre código ‘CV’ y se lanzará en 2021. Este segmento representará el 25% de las ventas mundiales de vehículos de Kia para 2029, y para ello Kia trabajará con la red mundial para expandir las infraestructuras de carga de vehículos eléctricos.

Kia Motors Corporation reveló parte de su estrategia comercial global de vehículos eléctricos (EV), dando a conocer un esbozo de varios de los futuros vehículos eléctricos de batería (BEV) de la marca. El presidente y director ejecutivo de Kia, Ho Sung Song, anunció los detalles de la futura estrategia de este tipo de productos  durante un evento en la planta de Hwasung de la marca en Corea.

De esta manera Kia tomará un rol relevante en el mercado mundial de vehículos eléctricos al responder a la creciente demanda mundial de este tipo de vehículos por parte de los consumidores. La marca lanzará una amplia gama de BEV dedicados y se asociará con empresas de carga de vehículos eléctricos en todo el mundo para lograrlo.

“Kia ha vendido más de 100.000 BEV en todo el mundo desde la introducción de nuestro primer BEV producido en masa en 2011, el Kia Ray EV”, dijo el CEO. “Desde entonces, hemos comenzado a introducir una gama de nuevos BEV para los mercados globales y hemos anunciado planes para acelerar este proceso en los próximos años. Al reenfocar nuestro negocio en la electrificación, nuestro objetivo es que los BEV representen el 25% de nuestras ventas mundiales totales para 2029”.

Bajo la estrategia ‘Plan S’ de Kia, anunciada a principios de 2020, la marca planea expandir su línea de BEV a 11 modelos para 2025. Durante el mismo período, Kia apunta a que los BEV representen el 20% del total de ventas de vehículos en mercados avanzados, incluidos Corea, América del Norte y Europa.

Siete BEV dedicados en el boceto revelado hoy se lanzarán para 2027. El primero de estos BEV, cuyo nombre es código ‘CV’, se dará a conocer el 2021 como el primer BEV dedicado de la marca, destinado a muchas regiones a nivel mundial. El nuevo modelo ofrecerá la misma calidad de producto y diseño llamativo que los otros vehículos de Kia, con características de conducción y recarga de alto rendimiento.

La estrategia “Plan S” de Kia: una transición a la electromovilidad

A principios de enero, Kia Motors dio a conocer su estrategia de futuro a medio y largo plazo “Plan S”, que describe los planes de la marca para hacer la transición de sus negocios futuros para centrarse en los BEV y las soluciones de movilidad.

Kia se centra en asegurar una posición de liderazgo mundial en vehículos eléctricos mediante el lanzamiento de modelos BEV dedicados e innovando en áreas como producción, ventas y servicios. Kia Motors está experimentando una transformación en toda la empresa con el fin de realizar el “Plan S”.

El modelo ‘CV’, que se lanzará en 2021, encapsulará la actitud de la marca hacia la innovación y el cambio, presentando una nueva dirección de diseño que significa la transición de Kia a una estrategia comercial centrada en los vehículos eléctricos. La nueva filosofía de diseño de Kia abarca el progreso, la diversidad y una rica composición de elementos contrastantes. Kia está innovando la planificación, el desarrollo y la producción de sus vehículos para reflejar activamente las diversas necesidades de los clientes desde la fase de planificación del producto. Kia planea responder a las demandas del mercado ofreciendo tipos de productos diversificados, con una gama de modelos adecuados para centros urbanos, viajes de largo alcance y conducción de alto rendimiento. Además, al adaptar su nueva Plataforma Modular Global Eléctrica (E-GMP), Kia podrá ofrecer vehículos con la mejor amplitud interior de su clase.

Kia Motors también busca innovar en sus prácticas de ventas para vehículos eléctricos, explorando la creación de servicios de suscripción para ofrecer una opción de compra diversificada para los clientes, así como programas de arrendamiento y alquiler de baterías para vehículos eléctricos y otros negocios relacionados con baterías de “segunda vida”. Además, Kia Motors planea expandir su infraestructura global de posventa para vehículos eléctricos. La marca tiene como objetivo aumentar su número de puestos de trabajo para vehículos eléctricos en Corea a 1.200 para 2.030.

En otros mercados del mundo, Kia aumentará su número de puestos de trabajo para vehículos eléctricos a 600 a finales de este año y a más de 2.000 para 2023. La marca también planea desarrollar sus propios programas para capacitar a los profesionales del mantenimiento de vehículos eléctricos. Kia ve la expansión de las infraestructuras de carga eléctrica como una condición previa para la popularización de los vehículos eléctricos y continúa explorando actividades en todo el mundo para mejorar la accesibilidad de la carga para los conductores. En Corea, Kia fortalecerá las actividades comerciales que conducen directamente a la construcción de una infraestructura de carga. Inicialmente, esto se basará en su red existente de sucursales de ventas, concesionarios y centros de servicio en todo el país, con Kia apuntando a suministrar alrededor de 1.500 cargadores de vehículos eléctricos para 2030.

Además, Hyundai Motor Group instalará 120 cargadores ultrarrápidos para 2021 en centros urbanos carreteras que unen ocho provincias de todo el país. Kia está estableciendo más de 2.400 cargadores de vehículos eléctricos en Europa y alrededor de 500 en América del Norte, en asociación con sus redes de distribuidores. La marca planea continuar aumentando su infraestructura de carga en línea con el creciente mercado de vehículos eléctricos.

Además, Kia se esfuerza por asegurar una infraestructura de carga integral para los clientes a través de alianzas estratégicas, comenzando con una inversión estratégica en IONITY, una compañía europea especializada en carga de vehículos eléctricos de alta velocidad, en septiembre del año pasado. Kia también está buscando socios de infraestructura de carga para EE. UU. y China para proporcionar una infraestructura optimizada adaptada a las condiciones de cada mercado, al tiempo que fortalece la cooperación para aprovechar las nuevas tecnologías de carga.