Al momento

Suzuki Jimny, cinco razones para elegirlo

La tercera generación del Jimny, un todoterreno nipón que sobre sus hombros carga la responsabilidad de reemplazar al Samurai, llegó a nuestro país el año pasado. De ahí en más sus ventas no han parado de crecer, dándole a la marca un mayor impulso comercial y haciendo realidad los anhelos de los amantes de las aventuras off road.

Por Leonardo Pacheco

Si existe un automóvil con más razones para comprarlo, ese es el Jimny de Suzuki. En efecto, se trata de un ejemplar muy bien construido, claro en sus propósitos y que cuenta con una historia de éxitos que comenzó a escribirse nada menos que hace más de medio siglo con el legendario modelo LJ 80.

Y si aún se acuerdan del Samurai, de inmediato entenderán el contexto de este reportaje y las razones que nos motivan para llevarnos un Jimny a casa, las que claramente son más de cinco pero que por asuntos de espacio resumiremos en un número mucho más manejable.

El Jimny, la tercera generación para ser más precisos, arribó a nuestro país en abril del año pasado iniciándose en ese preciso instante una verdadera fiebre por tenerlo, por disfrutar de sus muchas virtudes, entre las que por supuesto destacan las atingentes al todoterreno.

Este notable producto está disponible en dos versiones, con caja mecánica de cinco velocidades y automática de cuatro, ambas equipadas con un eficiente bloque gasolinero de 1.5 litros que produce 100 CV a 6.000 rpm y 130 Nm de torque a 4.000 vueltas por minuto; por supuesto que en las dos unidades está presente la tracción 4WD Part Time AllGrip Pro, el más reciente avance de la marca en materia de conducción off road.

Se anuncian precios de $14.990.000 y $16.390.000, valores a los que por supuesto se les deben aplicar los acostumbrados bonos del importador, Derco en este caso, y de la entidad que gestiona el financiamiento. Revisemos entonces los cinco principales atributos que han convertido al Suzuki Jimny en un éxito de ventas, en Chile y en el resto del mundo.

1) Su nombre es sinónimo de off road

Tanto Samurai en el pasado como Jimny en el presente no requieren mayores presentaciones, porque son apelativos que al solo pronunciarlos hacen vibrar a los fanáticos del off road. Y lo mejor de todo es que no se trata de una simple triquiñuela de marketing, sino que de un prestigio que se han ganado con hechos comprobables, y que avalan millones de usuarios en todos los rincones del planeta.

2) La marca posee una sólida reputación en nuestro país

Suzuki está dentro de las cinco marcas más vendidas en Chile, y uno de sus modelos es el líder indiscutido del mercado… refiriéndonos al Baleno. Pero el Jimny no se queda atrás, aunque está claro que se trata de un ejemplar enfocado a usos más específicos y a un tipo de comprador que tiene muy claro lo que quiere. Este fabricante japonés nunca ha sido cuestionado y desde hace muchos años que está presente en el mercado local.

3) Es un todoterreno de tomo y lomo

Casi está demás decirlo pero el Jimny no finge ser un aventurero mediante accesorios pomposos, es un todoterreno de verdad y para demostrarlo nos ofrece una acotada distancia entre ejes (2,2 mts), además de 210 mm de despeje a piso, y unos interesantes ángulos de entrada y salida de 37 y 49°, respectivamente. Tema aparte es la tracción 4WD Part Time AllGrip Pro, uno de sus recursos técnicos más apreciados por los fanáticos de la conducción fuera del asfalto.

4) Su tamaño compacto aumenta las posibilidades de uso   

Este compacto todoterreno mide 3.480 mm de largo, 1.645 mm de ancho y 1.720 mm de alto, cotas ajustadas y que nos permiten acomodarlo en pequeños espacios y circular libremente en medio de las zonas urbanas; su cuadriforme carrocería nos facilita las maniobras. El Jimny puede servirnos a varios propósitos, desde ser un medio de transporte para uso diario, pasando por las aventuras de fin de semana, hasta llegar a un uso profesional.

5) El habitáculo es amplio y ofrece un generoso equipamiento

Ya hablamos de sus cotas exteriores, pero esos guarismos no perjudican la oferta de centímetros al interior de la cabina, pudiéndose acomodar cuatro adultos y una carga que puede llegar a los 377 litros cuando se abate la banca trasera. En cuanto a dotación de seguridad ambas versiones suman los mismos ítems, entre los que podemos hallar seis airbags, frenos ABS+EBD, controles de estabilidad y de descenso, Hill Hold, además de cámara de retroceso y todos los aditamentos de rigor destinados a la comodidad de los viajeros.