Al momento

Subaru detiene producción del BRZ ante inminente llegada de la nueva generación

Subaru detiene producción del BRZ ante inminente llegada de la nueva generación

Subaru detuvo la producción del BRZ y es de suponerse que Toyota hará lo mismo con el GT86 en las próximas semanas, para preparar a las nuevas generaciones.

Luego de casi 10 años en el mercado con mejoras continuas y numerosas ediciones especiales, terminó la producción del Subaru BRZ. Los últimos ejemplares salieron de la línea en días pasados y se espera una ausencia corta antes de la introducción de un sucesor. No nos llega de sorpresa, porque incluso se anunciaron ediciones finales para varios mercados europeos a inicios del 2020.

Toyota todavía acepta órdenes del mellizo, el GT86, pero un anuncio similar no tardará demasiado en hacerse. Los clientes en varios mercados que quieran hacerse de uno estarán limitados a lo que quede en los inventarios de los concesionarios, mientras que los que quieran la versión de Toyota todavía tienen tiempo para pedir uno del color que quieran antes de que deje de fabricarse.

No existe una fecha exacta para la llegada de sus reemplazos, pero una filtración reciente de producto de Toyota mencionaba a la nueva generación para el 2021. Esa filtración tiene especial credibilidad ahora porque atinó con la llegada de un nuevo crossover, en ese momento misterioso. También atinó con que sería exclusivamente híbrido, así que parece ser información confiable.

Los rumores sugieren que serán fabricados sobre la plataforma TNGA de Toyota, que es flexible para tener coches de tracción delantera o propulsión posterior. Los coupés deportivos seguirán con propulsión trasera y motor longitudinal, pero ahora la potencia vendrá de un bóxer de 4 cilindros con 2.4 litros turbo, con alrededor de 250 hp.

Sería un incremento saludable, ya que a los actuales se les ha criticado precisamente por no tener mucha potencia. Entregaban alrededor de 200 hp, pero lo que realmente les faltó fue el torque, pues se quedan en unos poco sorprendentes 204 NM que no llegan sino hasta las 6,400 rpm.

La versión de Toyota cambiará su nombre a GR86, pasando a formar parte de la división de autos deportivos y de competición de Toyota, de la que también forma parte el GR Yaris, el GR Supra y los esfuerzos de competición en el WRC y en el WEC.