Al momento

5 fallas que puede presentar tu motor

No es necesario que tu auto se quede en panne o que comience a salir humo por el capó para saber que hay un desperfecto. En la actualidad, la mayoría de los autos incluyen indicadores en el tablero que permiten anticipar fallas o simplemente conocer el estado del vehículo. Pero también tus sentidos pueden ser muy útiles: olores desagradables, ruidos extraños e incluso movimientos pueden avisarte que algo va mal.

El motor es la pieza más costosa e importante de un vehículo y su cuidado debe ser fundamental, por ello a continuación te presentamos 5 fallas que puede presentar en su vida útil:

Poco aceite o aceite deteriorado

El aceite de motor es utilizado en motores de combustión interna para evitar la fricción entre sus piezas. Su rol principal es lubricar y cuando éste no es suficiente o no es de la calidad adecuada puede llegar incluso a la fundición del motor.

Por ello, cambiar el aceite del motor no es algo que debe quedar al azar. Hacerlo correctamente extiende la vida útil de la pieza y del vehículo y para eso hay que seguir las recomendaciones que haga el fabricante sobre la marca, tipo y viscosidad.

Problemas con las bujías

Las bujías tienen la función de encender la chispa para poner el motor en marcha y cuando no funcionan bien pueden provocar que el auto no se mueva ya que no hay proceso de combustión.

Por otro lado, es necesario recordar que las bujías se cambian cada 100 mil kilómetros aproximadamente, si no lo haces, el motor empezará a consumir más y, con el tiempo, notarás que el auto empieza a dar pequeños tirones.

Velocidad inestable

Cuando un auto se acelera o desacelera sin motivo aparente, suele deberse a problemas de ralentí. Si las revoluciones del coche no son inestables, y notas que ‘pierde fuerza’, podría deberse a un problema con la válvula IAC.

Por ello las mantenciones cada 40 mil kilómetros son muy importantes.

Pérdida de anticongelante

Los compuestos que conforman el líquido anticongelante tienen la capacidad de regular la temperatura del motor del coche para que pueda funcionar bajo unos grados idóneos. Concretamente, el líquido refrigerante se encarga de absorber el calor del propulsor para conseguir que no se sobrecaliente y al mismo tiempo, evita que el sistema se congele durante los meses que hace más frío.

No contar con el fluido adecuado podría ocasionar que el motor sufra un daño irreparable, por ello la mantención en este caso es clave. Como norma general es preciso realizar el cambio del líquido anticongelante cada 40.000 kilómetros o cada dos años para asegurarnos de que está realizando sus funciones correctamente.

Problema con la mezcla de aire y combustible

La mezcla de aire y combustible en la cámara de combustión debe estar correctamente equilibrada, tanto si se trata de un motor diésel como gasolina.

En el caso de que la mezcla tenga excesiva cantidad de aire (mezcla pobre), se produce una pérdida de potencia y el aumento de la temperatura del motor. Incluso puede provocar que el auto se detenga.

Por ello la prevención y la mantención de tu auto con tu mecánico de confianza es muy importante para anticiparse y evitar fallas en el motor.

Seguir leyendo:

COVID-19: Cuida la higiene al conducir

Mantención de autos: ¿Cuándo es necesario hacer un alineamiento y balanceo al auto?

¿Sabes cuál es la silla de auto apropiada para tu hijo?