Al momento

Peugeot 2008, cinco razones para elegirlo

Hace tres meses debutó en nuestro país la segunda generación del crossover 2008, no sin antes realizar una exitosa preventa de 25 unidades equipadas de un modo especial. Es un automóvil muy bien concebido y que ostenta muchas cualidades, listado de atributos que resumimos en cinco puntos. 

Por Leonardo Pacheco

No es la primera vez que Peugeot nos deja estupefactos con la renovación de uno de sus productos. En sus muchos años de trayectoria siempre se las ha ingeniado para imponer sus propias reglas en la industria, y de paso recordarles a los competidores que conoce la fórmula para tentar a los nuevos compradores y mantener fidelizados a los antiguos usuarios.

Pero hablando puntualmente del 2008 podemos decir que el paso de una generación a otra resultó impactante, desde todo punto de vista, aunque en lo referido a diseño asestó un golpe directo. Si bien la primera serie del citado producto era bastante atractiva y de cierto modo alejada de lo que en rigor se ofrecía en este segmento, lo que vemos ahora es simplemente irresistible.

Es un crossover atrevido y con una fuerte identidad, lo que ya es común en las propuestas de esta marca. El nuevo 2008 contiene todos esos elementos innovadores que distinguen a los ejemplares contemporáneos de Peugeot, como por ejemplo los zarpazos de león aplicados a los faros delanteros y, por supuesto, esos afilados colmillos que descienden por el parachoques; es impresionante el modo en que se plasmó al letal felino en algunos sectores de la carrocería.

Hay muy buenas razones para comprar un 2008 y en general un automóvil de la familia Peugeot, entre ellas el elevado estándar de calidad que ha alcanzado este fabricante, su oferta de equipamiento generosa incluso en los modelos de acceso y que se trata de una marca aspiracional, punto que querámoslo o no sigue siendo determinante en la decisión de compra.

1) Es una marca de gran prestigio

Fue en 1890 cuando el primer ejemplar de esta marca salió a las calles, iniciándose de este modo un vertiginoso proceso de expansión que 130 años más tarde ha convertido a Peugeot en uno de los fabricantes de automóviles más reconocidos del mundo.

Actualmente su line up cubre todos los segmentos del mercado y está diseñado para adaptarse a los usuarios más diversos. El prestigio logrado por la casa felina la convierte en una marca de corte aspiracional, una meta u objetivo que persiguen millones de compradores en el mundo.

2) Es un automóvil polivalente

Por lo general cuando se adquiere un automóvil este debe cumplir un propósito previamente definido, como transportar a la familia los fines de semana o resolver la problemática de la movilidad diaria, para ir al trabajo por ejemplo. Pero eso no quita que otras tareas deban realizarse con ese mismo vehículo, por lo que el asunto de la polivalencia cobra mayor relevancia.

Es importante que un automóvil sea capaz de apoyarnos al momento de transportar grandes volúmenes de carga, en una mudanza o al ir de vacaciones, y que también se adapte a las más diversas condiciones viales, como asfalto, tierra, caminos de montaña e incluso en la ciudad; el 2008 cuenta con lo necesario para cumplir todos esos propósitos, agregándose un maletero que recibe desde 434 hasta 1.467 litros.

3) El abanico de versiones está lógicamente configurado

La marca anuncia un line up integrado por cuatro versiones, apellidadas Active, Allure, Premiere y GT Line. Es una gama fácil de entender y que permite identificar tanto el nivel de equipamiento como los tipos de motor y transmisión que mejor se ajustan a nuestras necesidades. Se ofrecen bloques de 1.2 litro Puretech (130 CV) y 1.5 litro BlueHDi, con erogues de 100 y 130 caballos, los que pueden estar coligados a una caja manual de seis velocidades o a un conjunto automático de ocho desarrollos.

Se anuncian precios que parten en $13.990.000, una cifra muy conveniente considerando que por ella se accede a una variante generosamente equipada y que por supuesto no escatima la calidad ni en sus materiales ni en su proceso de fabricación; ya en las unidades “básicas” la buena mano de Peugeot está presente.

4) Es un crossover atractivo y moderno

De un tiempo a esta parte muchos crossovers se han sumado al mercado chileno, la mayoría de ellos de origen chino, segmento en el que se han visto pocos diseños rupturistas o que sean difíciles de comparar con sus rivales; el asunto de la imagen es fundamental, una necesidad que no todos los exponentes pueden satisfacer.

En el caso del Peugeot 2008 casi sobran las palabras, porque basta con verlo para darse cuenta que su anatomía no tiene paralelo y que su estampa se luce en las calles como una auténtica obra de arte. Es un ejemplar sumamente hermoso, moderno y llamativo, un oasis de belleza en medio de una oferta carente de originalidad.

5) Eficiencia a toda prueba

El grupo PSA, que es donde está inserto Peugeot, ha desarrollado una serie de motores, transmisiones y plataformas muy eficientes y avanzadas, esfuerzo que por supuesto ha recibido innumerables reconocimientos por parte de la prensa especializada y de los círculos de ingenieros.

El 2008 está cimentado sobre la plataforma modular CMP, la misma del premiado compacto 208, y la presencia de un bloque gasolinero Puretech que entrega un rendimiento mixto de 20,8 km/l, y de un bloque turbodiésel BlueHDi que registra un promedio de 27,3 km/l, ubican al 2008 en la cúspide de su categoría.