Al momento

Audi Q4 e-tron Sportback Concept, entra a producción en 2021

El conceptual coupé 100% eléctrico alcanza hasta 500 kilómetros de autonomía y es el séptimo modelo que se fabrica en la estrategia de la electrificación de la marca.

Los autos eléctricos siguen marcando el futuro de Audi, que ahora presentó al conceptual Q4 e-tron Sportback Concept, construido como adelanto de una versión de producción que está confirmada para el 2021.

Esencialmente, este nuevo modelo es una variante cero emisiones del SUV coupé, con el que la firma de los cuatro anillos sigue el camino de la electrificación para alcanzar su estrategia de tener más de 20 alternativas 100% eléctricas en su catálogo 2025.

 

Como lo dijimos el Audi Q4 e-tron Sportback es una versión del Concept del Q4 e-tron que se presentó en Ginebra en marzo del 2019 y la idea está inspirada en modelos como la e-tron Sportback o la Q3 Sportback, que tienen modelos regulares como base pero que cambian de estilo para tener un aspecto más juvenil y sumarse a la moda de los crossovers coupé, que sigue en crecimiento.

En cuanto a su estética, este ejemplar tiene parachoques deportivos y focos angostos y estilizados, así como tomas de aire más grandes y el logo de e-tron prominente bajo la parrilla. Aunque los cambios más notorios respecto al modelo convencional están en la parte trasera, con una caída agresiva del medallón y pasos de rueda más musculosos gracias al acentuado pliegue que se agregó sobre ellos. La compuerta trasera deportiva tiene un alerón integrado y un difusor deportivo en la parte baja, con luces de una sola pieza que recorren todo el ancho del vehículo e iluminan el nombre ‘e-tron’ en la parte baja.

Cabina moderna y tecnológica

En la cabina, el conductor está acompañado por un volante con el fondo plano y con un logo más moderno de Audi. Además, equipa un cuadro de instrumentos digital y una consola central que contiene los mandos del sistema de información, de entretenimiento y también de control del clima. Más abajo, tiene botones en lugar de una palanca de cambios tradicional, para aprovechar al máximo el espacio.

El interior está tapizado de materiales de alta calidad, como asientos con Alcantara y acentos metálicos que se conjugan con otros en negro brillante. La parte trasera tiene dos asientos tipo capitán que se integran a una banca para tener lo mejor de dos mundos: el confort cuando viajan solamente dos personas atrás y la posibilidad de sentar a tres cuando es necesario.

 

Motorización

Mecánicamente, la Q4 e-tron Sportback Concept acude a la arquitectura MEB del Grupo Volkswagen, empleada también en el ID.3 y en el ID.4, así como en el futuro SEAT El-born. Esta plataforma modular tiene la flexibilidad de acomodar diferentes baterías según la autonomía y desempeño necesario, para motivar a motores en el eje posterior o en ambos y tener tracción integral.

En este caso, cuenta con una batería de 82 kWh y con dos motores eléctricos, uno en cada eje, que producen en conjunto 302 hp y le permiten acelerar a 100 km/h en 6.3 segundos según datos oficiales, para llegar a una máxima de 180 km/h. El motor posterior es el primario y entrega 201 hp y 310 nm de torque, pero el delantero, más pequeño y con 101 hp y 150 nm puede recibir energía de la batería en fracciones de segundo si el conductor lo pide.

La autonomía será de 450 km con una sola carga, homologada con el ciclo WLTP, pero habrá una variante con propulsión posterior y un solo motor capaz de más de 500 km, aunque sin el sistema de tracción integral e-quattro. La carga se hace a razón de 125 kW, lo que quiere decir que puede recuperar el 80 por ciento de la capacidad de la batería en apenas 30 minutos.

Sabemos que Audi quiere tener al menos tres modelos eléctricos montados en la arquitectura MEB de Grupo Volkswagen y con estas variantes de la Q4 e-tron ya serían dos. El tercero podría tratarse de otro compacto, ya que es para lo que la plataforma fue desarrollada, y seguramente veríamos un hatchback de entrada similar al A3, para competir directamente con el Tesla Model 3 y el Mercedes EQ A, que llegará en un año.