Al momento

Ford F-150 2021: Con más tecnología, potencia y ahora también híbrida

Generated by pixel @ 2020-06-26T04:32:43.344200

La Ford F-150 2021  o Lobo -como se le conoce en otros mercados- buscará seguir siendo el vehículo más vendido en América, sumando más capacidades y tecnología.

Fueron muchos meses de espera, pero el momento de conocer la nueva Ford F-150 2021 al fin llegó. Se trata de la décimo cuarta generación de uno de los vehículos más vendidos del planeta. El rediseño mantiene elementos clave de la generación anterior, que aún habiendo sido presentada en el 2015, contemplaba tecnologías que sus rivales directos todavía no integraban en esa época.

La construcción de aluminio para los paneles de la carrocería permanece, pero tiene más tecnología que nunca, incluso pensada para incrementar la productividad del dueño, además de una gama de motores liderada por un nuevo PowerBoost Hybrid con los mejores números de potencia y torque del segmento.

“Desde 1948, nuestros clientes de la Serie F han confiado en Ford para ayudarles a hacer el trabajo,” dijo Jim Farley, CEO de Ford Motor Company durante el anuncio oficial. “F-150 es nuestro buque insignia, está ensamblada 100% en América, y nosotros mantenemos el estándar más alto para asegurarnos de que nuestros clientes pueden hacer el trabajo y continuar marcando una diferencia en sus comunidades.”

Hasta 6 motorizaciones

Como con la generación saliente, la Ford F-150 2021 estará disponible con seis impulsores, los mismos que en la iteración que va de salida con una gran novedad para el sexto y más potente. Como ya es costumbre con los nuevos lanzamientos de Ford, toda la información de potencia y torque para cada uno de los motores será dada a conocer más adelante.

Arranca con un V6 atmosférico de 3.3 litros como el bloque de acceso, que tiene 290 hp para el modelo del año 2020 y que seguramente se mantendrá similar para 2021. Lo mismo va para el EcoBoost V6 de 2.7 litros un escalón por arriba, con 325 hp en la Lobo 2020.

Redondeando la gama media aparece el V8 de 5.0 litros que montan las F-150 orientadas al trabajo, y que podría tener un incremento en la potencia y par respecto a los 395 hp y 542 newton metro que entrega actualmente. También está el diesel de 3.0 litros que regresará sin cambios mayores.

Para los dos tope de gama vuelve a aparecer el 3.5 EcoBoost V6 que conocemos muy bien, aunque ahora tendrá únicamente un nivel de potencia a diferencia de la F-150 2020, que entregaba 375 hp en versiones convencionales y se estiraba a 450 hp en la variante Limited. Seguramente tendremos un nivel de potencia intermedio, podemos imaginar que se mantendrá cerca de los 400 o 420 caballos para alejarse lo suficiente del V8 de 5.0 litros y dejar lugar por encima en el grado potencia para la gran novedad, el PowerBoost.

Ford asegura que con esta combinación la F-150 2021 será la más potente del segmento. Este motor irá acoplado a una variante especialmente puesta a punto de la transmisión automática de 10 relaciones que ya usa Ford en la F-150 actual y en otros modelos.

Nuevo aspecto y hasta 11 diferentes parrillas, según la versión

Aunque el diseño de la Ford F-150 2021 es nuevo, mucho del lenguaje de diseño está claramente inspirado en el modelo pasado, incluyendo las dimensiones. Apenas hay variaciones de 2 cm en cotas clave como el ancho de vía y distancia entre ejes, aunque los diseñadores se encargaron de revisar los detalles finos para que el conjunto fuera muy distinto.

En el frente, la Ford F-150 2021 recibe estampados más elaborados para el cofre y defensa, con más detalle en la carcasa de las luces de niebla y con 11 diferentes diseños para la parrilla, algo que parece que tomaron de la generación pasada y de la Silverado 2019, que también recibió aspectos diferentes para separar las versiones para el trabajo de las todoterreno y de las lujosas. Junto con las parrillas, hay unos faros de LED con una firma luminosa en forma de C a las que Ford llama C-Clamp y que serán un distintivo de toda la gama.

En los costados, el acabado es más limpio y fluido, pues los pliegues son menos pronunciados, aunque la línea de carácter que recorre la parte baja de las puertas está más marcada. También habrá muchas versiones para la compuerta trasera, casi tantas como parrillas.

Más confortable y lujosa

La cabina de una pick-up siempre es uno de los puntos más importantes, pues es justo aquí en donde el conductor pasa más tiempo e incluso termina por usarse como la oficina fuera de ella. El punto clave es el debut de la interfaz Sync 4, que para Ford es mucho más que una actualización de software, porque con ella se incrementa la capacidad de procesamiento para mejorar las transiciones entre cada uno de los menús, además de ser compatible con Android Auto y Apple CarPlay inalámbrico y de mantener la integración de Amazon Alexa.

Como habíamos reportado antes, habrá pantallas más grandes aunque no tendrá el impactante formato vertical que presentó la nueva Ram 1500. Todas cuadradas, las versiones básicas vienen con una unidad de 8 pulgadas mientras que a partir de la XLT puede elegirse la de 12 pulgadas acompañada de un cuadro de instrumentos digital del mismo tamaño.

La F-150 incluye varias soluciones prácticas, como el espacio de almacenamiento debajo del asiento trasero que puede incluso asegurarse con llave o la superficie de trabajo interior en el asiento delantero, que se despliega del espacio de almacenamiento en la consola central y cubre el espacio que normalmente ocuparía la palanca de cambios. Con esto, el selector de marchas se guarda, permitiendo que la mesa se doble para crear una superficie de trabajo con suficiente espacio para acomodar una tableta, un cuaderno o hasta una laptop, evitando que los compradores gasten más en mesas compradas con terceros.

En el exterior, cuenta con una batea rediseñada y un sistema de iluminación que juntos se convierten en uno de los sistemas más funcionales de la camioneta, pues puede activarse a través de la interfaz de Sync o de la app para teléfonos inteligentes y con ello, pueden encenderse o apagarse cada una de las luces independientemente para dar la iluminación adecuada en actividades al aire libre cuando no hay luz natural.

Además, tiene una estación de carga en la batea que es básicamente, un generador integrado al motor de combustión. Tiene tres niveles de potencia y dos de ellos son exclusivos de la PowerBoost con motor híbrido, con 2,000, 2,400 o 7,200 watts, este último como opción en la F-150 Híbrida.

Las versiones de 2,000 y 2,400 watts incluyen tomas de aire duales de 20 ampere y 120 voltios en la batea, pero la versión de 7,200 watts agrega dos tomas más de 120 voltios y una quinta de 30 ampere y 240 voltios para los que lleven consigo equipo pesado. La versión de 2,400 watts es capaz de funcionar por 85 horas ininterrumpidas a la máxima capacidad con un tanque de combustible, y ese número se reduce 32 horas para la de 7,200 watts.

Todas pueden encenderse cuando el vehículo está en marcha, para recargar aparatos en el trayecto y llegar a destino con la carga completa y listos para la labor.

Finalmente, la batea tiene una opción extra que la hace totalmente plana para los que busquen usarla como centro de trabajo y la compuerta integra de serie listones para asegurar la larga y tiene abrazaderas para asegurar herramientas, mismas que sirven también para abrir botellas.