Al momento

El mítico DB5 Goldfinger Continuation de Aston Martin volverá a producirse

La marca británica lanzará una edición especial de 25 unidades que homenajearán al modelo conducido por James Bond en la película Goldfinger y que lo hizo popular en el mundo entero.

Aston Martin anunció hace un tiempo que resucitaría uno de los modelos más conocidos y codiciados de su historia, el DB5. Ahora la marca británica confirma que comenzará la producción de este emblemático modelo conducido por James Bond en la película Goldfinger, en una serie limitada de 25 unidades.

El modelo entra nuevamente a producción 55 años después de que fuese retirado del mercado y llevará el nombre DB5 Goldfinger Continuation. Esta nueva edición del DB5 contará con elementos que simularán gadgets del modelo protagonista de la película: pantalla de humo trasera, matrículas intercambiables (hasta tres), ametralladoras delanteras, arietes en ambos extremos, paneles resistentes a las balas, cuchillas retráctiles en las llantas o panel de techo extraíble para el asiento del copiloto, entre otros.

Los gadgets han sido desarrollados junto a Chris Corbould, supervisor de efectos especiales de varias de las películas de James Bond, incluyendo films como: Casino Royale, Quantum of Dolace o Skyfall, entre otros.

El Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation estará creado en un chasis de acero sobre el que se sustentan los paneles de aluminio de la carrocería de color plata Silver Birch, color del modelo original. Bajo el capó incluirá con propulsor atmosférico de 4.0 litros de 290 CV y seis cilindros, con una transmisión manual ZF de cinco velocidades.

En su interior también contará con elementos usados por el agente secreto inglés más famoso del mundo como la pantalla de radar de rastreo (también simulado), teléfono en la puerta del conductor, bandeja de almacenamiento oculta bajo el asiento para armas o control remoto para activar estos juguetes.

Los 25 ejemplares, que forman parte del programa Continuation Car de Aston Martin dedicado a devolver a la vida modelos clásicos de la firma, se producirán en la fábrica de Newport Pagnell en el condado de Buckinghamshire (Inglaterra). Precisamente donde fueron fabricadas originalmente entre 1963 y 1965 las unidades del Aston Martin DB5.

En la fabricación de cada uno de los DB5 Goldfinger Continuation la firma británica invertirá unas 4.500 horas. 25 unidades se pondrán a la venta, a las que se sumarán tres más: una para Aston Martin; otro para Eon Productions, productora de la saga cinematográfica que ha participado en el diseño de los gadgets que equipa, y una tercera que se subastará en un acto benéfico.

Las entregas deberían comenzar en la segunda mitad de 2020.