Al momento

Skoda Karoq, cinco razones para elegirlo

Se trata del segundo SUV que la marca checa ofrece en nuestro país, una alternativa mediana que se presenta con dos versiones y con precios que van desde $18.490.000 hasta $19.190.000. Este ejemplar posee muchos atributos, ramillete de cualidades del que tomamos los cinco puntos más relevantes.

Por Leonardo Pacheco / Fotos: Prensa Skoda – LP

Skoda es una de esas marcas de larga data, porque posee un diario de vida que comenzó a escribirse nada menos que hace 125 años, un lejano 1895 cuando  Václav Laurin y Václav Klement fundaron la compañía. Desde 1991 forma parte del Grupo Volkswagen, alianza que le permitió acceder a un bien surtido catálogo de plataformas y motorizaciones, recurso técnico que apuntaló el surgimiento de exitosos ejemplares, como el Fabia, Octavia y el SUV que desmenuzamos en este reportaje… el Karoq.

En términos generales podemos decir que este producto está incrustado en uno de los segmentos más reñidos del mercado chileno, tomando como referencia que son justamente los SUVs medianos los que se llevan más de la mitad de la torta, y en este caso particular se produce un duelo fratricida porque el Skoda Karoq compite directamente con sus hermanos de grupo SEAT Ateca y, en menor medida por supuesto, con el Volkswagen T-Cross.

En el exterior el Karoq anuncia cotas sumamente prácticas, dimensiones que se ajustan a los requerimientos urbanos y también familiares. Cuenta con 4.382 mm de largo, 1.841 mm de ancho (con espejos), 1.603 mm de alto y la distancia entre ejes se alza hasta los 2.638 mm. La cabina brinda el espacio suficiente para cinco adultos, y el compartimiento de carga flexibiliza su volumen entre 521 y 1.630 litros.

El line up considera dos niveles de equipamiento, identificados con los apelativos Ambiente y Style. Por el momento se ofrece una solitaria motorización, un enérgico bloque turbodiésel de 1.600 cc que entrega 115 CV y 250 Nm de torque y que está unido a una caja manual de seis velocidades.

Como lo señalamos al comienzo de esta crónica, este notable SUV nos ofrece una larga lista de cualidades, técnicas, estéticas y dinámicas, pero para orientarlos de mejor manera abreviamos en cinco bloques sus principales atributos; esperamos ayudarlos en la decisión.

1) La durabilidad es el sello de la marca

A través de los años Skoda ha demostrado que la longevidad de sus productos es valorada, es una ventaja que habla muy bien de la forma en la que construye sus automóviles. Vivimos en un mercado plagado de artículos desechables, por lo que no deja de sorprendernos el hecho de que la marca checa aún tenga entre sus prioridades la durabilidad… un bien cada vez más escaso en la industria.

Que los ejemplares producidos por Skoda sean capaces de permanecer casi intactos pese al paso del tiempo y de los kilómetros, asegura un valor de reventa mucho mejor que el de la mayoría de sus competidores; no es algo de menor importancia cuando nos movemos en un segmento generalista.

2) Propuesta estética acertada    

El diseño exterior exuda elegancia, no intenta lucir sofisticado a la fuerza ni recurre a soluciones efectistas para causar una buena impresión. Uno de los logros que se le reconocen a las marcas pertenecientes al grupo Volkswagen es que cada una de ellas posee su identidad arquitectónica, y más aún Skoda cuya estampa es imposible de confundir con la de otro fabricante.

Exteriormente se ve robusto y anguloso, destacando además la proa colmada de detalles muy bien pensados y en un sentido práctico es meritorio el trabajo que se realizó en la zaga, porque las luces de posición cumplen su tarea con eficiencia a pesar de la pequeña carcasa que cubre el conjunto. Skoda nos demuestra que la funcionalidad no tiene por qué enemistarse con la belleza.

3) La seguridad no afecta el precio

Tomando como referencia lo que ofrecen algunos rivales de origen no europeo, podemos decir que el Karoq está muy por encima de ellos en el ámbito de la seguridad. Por ejemplo, la variante Style cuenta con airbags frontales, laterales, de cortina, y de rodillas, ocho en total, a lo que se suma la presencia de controles de estabilidad y tracción, frenos ABS, anclajes Isofix en los asientos delanteros y traseros, detector de punto ciego, sensores de estacionamiento, cámara trasera y asistencia de arranque en pendiente, entre otros.

Hablamos de una dotación de seguridad tan abundante como la que presentan las marcas Premium, con la diferencia que para obtener todo lo nombrado, más los aditamentos destinados al confort, que son muchos, el comprador no alcanza a desembolsar 20 millones de pesos.

4) Una marca con sólido respaldo   

Skoda no es una de las marcas más conocidas en Chile, a pesar de que incluso se ensamblaron algunos de sus modelos en nuestro territorio, en la década del setenta. No obstante el importador está realizando un excelente trabajo de posicionamiento, gestión que no solo le ha permitido ampliar su gama de productos sino que también ubicarlos en un nicho de mercado que facilita diferenciarlos de los Volkswagen y SEAT.

Porsche Chile ofrece un gran respaldo comercial, un soporte que eleva la confianza y que se honra mediante una completa red de concesionarios y servicio técnico a lo largo del país. Para el comprador promedio gastarse casi 20 millones de pesos en un automóvil no es cualquier cosa, por lo que es de suma importancia que el respaldo sea sólido y que el cliente sienta que tomó una buena decisión.

5) Un andar sin debilidades

Lo primero que destaca es la abundante oferta de torque del motor 1.6 TDI, un bloque que desde las 1.500 vueltas por minuto ya está en condiciones de empujar en los ascensos y entregarnos velocidad en las rectas. Es un impulsor muy eficiente además, ya que sus rendimientos homologados son 16,2 km/l en ciudad, 23,2 km/l en carretera y 20 km/l en ciclo mixto.

La suspensión es confortable y aplomada, mientras que en la cabina se disfruta de una total insonorización; la alta calidad de los polímeros ayuda en este sentido. El Karoq se mueve con mucha agilidad en todos los escenarios, prestándose muy bien para actividades cotidianas y también para esos momentos de diversión en familia.