Al momento

Nuevo ë-Jumpy 100% eléctrico llega a potenciar la gama comercial de Citroën

Con este modelo, que se pondrá a la venta en los principales mercados europeos en el segundo semestre de 2020, Citroën prosigue su ofensiva de “electrificación para todos”, que prevé el lanzamiento de 6 modelos electrificados durante este año, aportando soluciones concretas para los nuevos retos de movilidad urbana.

Sin duda, con el Berlingo y otros vehículos comerciales como el Jumpy y Jumper, Citroën se ha convertido en un referente en este segmento, con furgones que destacan por su sentido práctico y su confort de referencia, vehículos que se adaptan y permiten responder a las necesidades de cada profesional.

De esta manera, con el lanzamiento del ë-Jumpy, Citroën ha comenzado una gran ofensiva de electrificación ofreciendo una gama 100% eléctrica en su familia de vehículos comerciales, que seguirá con una versión 100% eléctrica del Jumper, que llegará en el segundo semestre de 2020, y por una versión 100% eléctrica de Berlingo, que se lanzará a lo largo de 2021.

Una oferta con grandes ventajas para los profesionales, al ofrecer un nivel de confort de referencia, un costo de utilización reducido, la libertad de acceder al centro de las ciudades y responder al desarrollo de actividades de comercio electrónico.

Basada en la plataforma multienergía EMP2 de Groupe PSA, el ë-Jumpy llega con tres tamaños de carrocería (XS, M y XL) y con dos potencias de batería diferentes, asociadas a dos niveles de autonomía, lo que permite a cada profesional elegir la que mejor conviene a su actividad en función del uso que va a hacer del vehículo y de su presupuesto.

Serán 230 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP con una batería de 50 kWh formada por 18 módulos, o 330 kilómetros en ciclo WLTP equipando una batería de 75 kWh, formada por 27 módulos.

En cuanto a su capacidad, la carga útil de hasta 1.275 kilos se sitúa en el centro de las necesidades en este segmento. El volumen útil del furgón no tiene cambios respecto a la versión térmica, y oscila entre los 4,6 m3 para la carrocería XS (4,6 metros de largo) y los 6,6 m3 para la XL (5,3 metros), situándose en el mejor nivel del mercado. La anchura útil entre pasos de ruedas es de 1,25 metros y permite cargar europalets.

El motor eléctrico asegura la tracción dependiendo del modo de conducción seleccionado y de las condiciones de la carretera. Recupera energía en las fases de frenado o deceleración del vehículo. Desarrolla una potencia de 100 Kw (136 caballos) y 260 Nm de torque, permitiendo alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h en cualquiera de los modos que se utilicen.

El modo Normal permite disfrutar del mejor equilibrio entre autonomía y prestaciones; el Eco permite optimizar el consumo de energía al disminuir las prestaciones de la calefacción y el aire acondicionado sin desactivarlos, y al limitar el par motor y la potencia; finalmente, el modo Power es perfecto para cargas máximas, permitiendo que el vehículo entregue prestaciones equivalentes a las que se obtienen con el ë-Jumpy vacío en modo Normal.

Existen tres posibilidades de recarga: la carga doméstica necesita de un cable de modo 2 (uso en el domicilio, el lugar de trabajo o un parking); la carga acelerada privada o pública necesita la instalación de un punto de carga rápida y un cable modo 3 (opcional); y la carga super rápida en electrolinera pública modo 4, que carga el 80% de la capacidad de la batería de 50 kWh en 30 minutos y la de 75 kWh en 45 minutos.

En cuanto a su uso, cuenta con un cuadro de instrumentos exclusivo que indica el estado de carga de la batería y el consumo de los equipamientos eléctricos de confort (calefacción y aire acondicionado). La pantalla táctil de 7″ del ë-Jumpy, con conectividad Mirror Link, estrena una sección en su menú, bajo el nombre “Energía” donde se puede acceder a los elementos eléctricos del vehículo: flujo de energía, estadísticas de consumo, carga programable, etc.

El ë-Jumpy pone 15 funciones de ayuda a la conducción útiles a disposición de los profesionales para asegurar una conducción segura y relajada, pero dos destacan porque son inéditas: Puertas deslizantes manos libres gracias a las cuales es posible abrir o cerrar sin contacto, incluso con los dos brazos ocupados; y Pantalla virtual en parabrisas, que permite que la persona que conduce mantenga sus ojos en la carretera al recibir en su campo de visión, datos clave para la conducción.

El nuevo Citroën ë-Jumpy se fabrica en Francia y se pondrá a la venta en los principales mercados europeos en el segundo semestre de 2020.