Al momento

Grupo Renault se suma al compromiso mundial para combatir Covid-19

Conscientes de la importancia de unirse en la lucha contra el COVID-19, el Grupo Renault se organizó a nivel mundial para realizar acciones que vayan en ayuda de los distintos países. Desde Europa a Latinoamérica, toda la compañía se comprometió a través de acciones concretas de aportes o préstamos de vehículos, al tiempo que inició proyectos para fabricar equipos esenciales para combatir la propagación del virus o ayudar a los enfermos.

El compromiso de todos

A partir de mediados de marzo, varias de las industrias del grupo Renault en Francia, pero también en España, Portugal y Eslovenia, donaron alrededor de 120.000 máscaras a trabajadores de la salud. Estas máscaras provenían de las existencias de las fábricas destinadas a operaciones de mantenimiento.

Además, en Francia, se entregaron 300 trajes de protección al Hospital Mignot de Versalles, la principal instalación de cuidados intensivos en el oeste de París.

En Suiza, la red de concesionarios ha puesto a disposición 100 vehículos Renault ZOE para varias organizaciones de emergencia, como la Cruz Roja, entre otros. Por su parte, al Ministerio de Salud rumano se le han facilitado alrededor de 100 automóviles de Dacia y Renault en beneficio del personal del hospital.

Al mismo tiempo que en otros países, los servicios de auto compartido para socios del Grupo ofrecen al personal médico el uso de sus flotas, como es el caso en Dinamarca con el préstamo de 400 vehículos eléctricos del servicio Green Mobility.

Las necesidades también pueden ser altas para el traslado de pacientes. En Marruecos, 50 Lodgy, Trafic y Master, se han convertido especialmente en ambulancias para hacer frente a la pandemia.

En España 120 empleados de Grupo Renault crearon el movimiento “Renault al rescate”, una cadena de solidaridad para producir máscaras con impresoras 3D. En sólo cuatro días, se distribuyeron más de 4.000 unidades en hospitales y casas de retiro en Valladolid, Palencia, Málaga y Jerez. Una iniciativa similar ha sido lanzada por los equipos de Renault en Brasil.

Las impresoras 3D también se están utilizando en Francia: el hospital Mignot en Versalles ha recibido cerca de veinte prototipos de visores fabricados con este equipo profesional. Tan pronto como hayan sido validados técnicamente, se fabricarán 2.000 para su distribución a varios hospitales en Francia.

Con la movilización de numerosos centros y fábricas, y la instalación de un molde de inyección en el Technocentre, ahora se fabricarán 4.000 visores cada semana. Los detalles del proyecto se han comunicado a los equipos de Grupo Renault en Rumania, Brasil y la región de Medio Oriente de África para que pueda replicarse rápidamente donde se necesite.

Además, y junto con otras compañías, Renault se ha unido a la iniciativa “Makers for Life” con sede en Nantes. El objetivo es fabricar 500 respiradores a muy corto plazo. Se están lanzando proyectos similares en España y Rumania. El proyecto MUR “Minimal Universal Respirator”, en el que participa Renault, es otro ejemplo. Cada vez, la preocupación del Grupo es la misma: acercar su experiencia industrial lo más posible a las necesidades concretas en tiempos de pandemia.

Por otra parte, en Francia, se les ha asignado 300 ZOE de la flota de servicios ZITY a los que están en la primera línea. Los vehículos, estacionados cerca de nueve hospitales en París, se prestan gratuitamente a los trabajadores de atención primaria. Esta oferta nominativa fue posible gracias a la creación de una plataforma de reservas llamada “Hoptisoins” que ya cuenta con más de 4.000 suscriptores. También se usarán 20 ZOE adicionales para ayudar a la Cruz Roja en los sectores de París y Hauts-de-Seine.

En Chile, Derco distribuidor de Renault se puso a disposición de las autoridades para colaborar con las necesidades sanitarias que enfrenta el país, apoyando distintas iniciativas como el Plan de Invierno del ministerio de Desarrollo Social y Familia, donde colaboró con 10 Renault Dokker que ayudarán a las personas que viven en situación de calle.