Al momento

Qué es un motor aspirado y cuáles son las diferencias con el turbo

Cuando decides comprar un auto nuevo debes tomar una serie de decisiones. No sólo debes escoger entre bencina y diésel, sino que también entre qué tipo de motor quieres que tenga tu nueva adquisición.

En los últimos años las normativas para regular la industria automotriz se han puesto cada vez más exigentes en cuanto a las emisiones contaminantes de los vehículos. Por ello los fabricantes de autos se las han ingeniado para seguir ofreciendo la misma potencia, aunque con una menor contaminación. Así, empezó la tendencia de sustituir los motores aspirados que se usaban con más frecuencia, por motores turbo, híbridos o incluso eléctricos, y no solo para usarlos en autos deportivos, sino que también para vehículos de uso más general.

Para entender de qué estamos hablando te explicamos qué es el motor aspirado y en qué se diferencia del motor turbo.

¿Qué es el motor aspirado?

Aspirar significa succionar, que es lo que hace un motor aspirado. Este tipo de motor también es conocido como motor atmosférico o convencional. Es un motor de combustión interna en el que la entrada de aire depende de la presión atmosférica, sin la sobrealimentación a través de un turbocompresor ni sobrealimentador.

Mientras que, en el motor con turbo, la tarea de introducir la mezcla a presión en los cilindros la realiza el turbocompresor.

Diferencias entre un motor aspirado y turbo

A continuación, te explicamos las diferencias que tienen uno y otro.  El motor turbo funciona como una especie de turbina capaz de comprimir el aire que entra en el motor para que, posteriormente, se produzca la mezcla con el combustible haciendo posible que la explosión interna sea más eficiente. Es decir, la mayor presión que ofrece el turbo hace que el aire sea más rico en oxígeno y, por lo tanto, sea capaz de producir explosiones de mayor potencia.

Por otro lado, en el motor aspirado la entrada de aire se realiza de forma convencional. No existe ninguna pieza que arrastre el aire necesario para la mezcla y que lo comprima de forma adecuada. Este proceso se realiza gracias al movimiento de los pistones y al efecto de vacío que estas piezas provocan al girar a grandes revoluciones, muchas más de las que son necesarias en un motor con turbo. Así, en un motor de este tipo, la tarea de llevar la mezcla de combustible y aire hasta la zona de combustión es una tarea auxiliar de los pistones.

Si bien es cierto, ambos motores son capaces de rendir la misma potencia, sin embargo, el tamaño que emplee el sistema de aspirado natural deberá ser mayor para garantizar la misma potencia que uno turbo. Por otro lado, un motor convencional aspirado es ideal para disfrutar de las marchas más largas sin ningún tipo de ahogo. Es decir, la respuesta en carretera de vehículos de este tipo es excelente, ofreciendo una serie de sensaciones en lo que a alcanzar grandes velocidades y demás que los sistemas con turbo no pueden alcanzar

Ventajas y desventajas del motor aspirado

Ventajas

  • Un mantenimiento más sencillo
  • Menos costos de producción y desarrollo
  • Mayor fiabilidad (menos piezas)
  • Respuesta instantánea (no turbo lag)

Desventajas

  • Menos rendimiento
  • Menos potencia
  • Poco potencial para preparación de motor
  • Mayor pérdida de potencia a gran altitud

De todas maneras, como lo mencionamos anteriormente debido a las normas de emisiones a nivel mundial así como la facilidad de desarrollo de autos eléctricos, los expertos automotrices decretan que se terminará eliminando al motor de combustión interna., por lo que lo más probable sea que muy pronto no puedas escoger entre un auto con motor aspirado.