Al momento

Eventos del Motor, bajo los efectos de la pandemia

La humanidad está enfrentando uno de sus mayores desafíos, y cuando esta crisis quede en el pasado los motores volverán a rugir. Por ahora el llamado es a quedarse en casa, pero llegará el momento en el que la agenda tuerca se reactivará y recobrará su vigencia.

Por Leonardo Pacheco

Sin darle más vuelta al tema que ocupa los titulares, solo pedimos que la normalidad regrese pronto y que alguna enseñanza saquemos de todo esto; aunque no lo parezca, hasta de las malas experiencias se aprende. Ahora los motores están en silencio, los fanáticos extrañamos el olor a combustible y las maniobras osadas, pero como consuelo nos quedan esos miles de registros históricos a los que podemos recurrir en este tiempo de espera.

El calendario internacional debió modificarse, tanto así que varios salones fueron directamente cancelados y algunos eventos o campeonatos retrasados. Y por supuesto que este fenómeno no es exclusivo de otras naciones, porque en nuestro país los entusiastas de la velocidad también hemos tenido que armarnos de paciencia.

Si bien por el momento no hay una nueva fecha confirmada, los Campeonatos Histórico y Chileno de Velocidad son esperados con ansias por nuestros compatriotas. La actividad originalmente comenzaría el 28 de marzo en Temuco, en el hermoso autódromo de Interlomas, para luego trasladarse al circuito de Codegua durante la primera quincena de abril; ahora nos toca esperar el anuncio oficial de los organizadores… para conocer el nuevo calendario.

Otra de las reuniones que están en compás de espera y sin una fecha confirmada es el Concurso de Las Naciones de la agrupación Cars & Coffee Chile. En estas citas se congregan los más bellos ejemplares de todas las épocas, los que compiten para llevarse la escarapela que distingue al mejor de cada país. Es una muestra estática, muy diferente al Festival of Speed, que de hecho fue el último evento que se llevó a cabo antes de las medidas sanitarias impuestas por el Gobierno; tuvo lugar en el Autódromo Internacional de Codegua.

En el ámbito de los clásicos el Rally Cruce de Los Andes quedó en el tintero, un paseo donde además participan binomios argentinos. Las restricciones también afectaron el normal desarrollo de la XIII edición del Rally Internacional, un evento cuyas etapas finales y premiación se harían en Osorno, en el Museo Moncopulli; una larga fila de automóviles de época arribaría a nuestro país desde Argentina, para unirse con los equipos chilenos.

Lo que sucede en el mundo

En el contexto internacional una de las cancelaciones más comentadas fue la del Salón de Ginebra, evento que bajó la cortina faltando un par de días para su apertura. Las marcas debieron recurrir a develaciones virtuales, mediante los canales on line, pero no deja de ser extraño que se haya esperado hasta el último momento para anunciar la cancelación… cuando los stands ya estaban listos.

Otro de las salones tradicionales es el NAIAS, North American International Auto Show, más conocido como el Salón de Detroit, el que se anunció que dejaría de celebrarse en enero, por efectos climáticos, y que abriría sus puertas en junio; lo que está claro es que el salón no se realizará, al menos no durante este año.

La máxima categoría del automovilismo internacional tampoco tiene una fecha tentativa para iniciar su temporada 2020. Y acerca de esto es importante destacar la creación de campeonatos virtuales, certámenes que mediante las imágenes y acciones generadas por computador satisfacen –en parte al menos- el apetito de los amantes de la velocidad.

La tradicional Mille Miglia, conocida como la “carrera más bella del mundo”, anunció que agitará bandera en el mes de octubre, del 22 al 25 del citado mes, aunque todo dependerá de cómo evolucione la pandemia en Italia. Desde Inglaterra se confirmó además que el Goodwood Festival of Speed (FOS) no se realizará hasta fin de año, aunque no se ha informado la nueva fecha y lo mismo pasa con el Concurso de Elegancia de Pebble Beach (Estados Unidos), reunión de clásicos que aún está agendada para fines de agosto; es muy probable que eso no suceda.

Quienes disfrutamos con el rugir de los motores estamos viviendo una época de receso, un tiempo que nos hace añorar las jornadas vividas. Pero todo esto pasará, los bólidos regresarán al asfalto y nuevamente abrazaremos a nuestros parientes y amigos… ahora todos debemos cuidarnos y quedarnos en casa, porque los motores están en silencio pero el día de mañana los decibeles volverán a inundar nuestros oídos.