Al momento

Salón Rétromobile, los automóviles de época brillaron en París

Como ya es costumbre, a principios de febrero París se transforma en el punto donde convergen los más hermosos y emblemáticos automóviles antiguos. Hace algunos días el Salón Rétromobile cerró las puertas de su edición 45, ofreciendo un despliegue que superó los 1.100 ejemplares de todas las épocas y registrando más de 122 mil visitantes.        

Por Leonardo Pacheco / Fotos Newspress

El mismo recinto donde cada dos años se celebra el Salón del Automóvil de París, cada doce meses recibe a una de las muestras más importantes en el ámbito de los automóviles antiguos, el Salón Rétromobile; el centro de eventos Porte de Versailles brinda el espacio adecuado para montar un espectáculo que cubre 75.000 mt2 de superficie.

En esta edición 45 los organizadores contabilizaron más de 620 expositores, un catálogo que superó los 1.100 ejemplares exhibidos y más de 122 mil visitantes en los cinco días que duró el evento parisino.

Por su condición de local los fabricantes franceses se robaron la película, con grandes stands donde se lucieron sus máximas legendas motorizadas. Con especial atención se observó el trabajo de Citroën, fabricante que el lustro pasado festejó un siglo de existencia y que en esta oportunidad les brindó un merecido homenaje a sus cincuentones modelos GS y SM, este último un veloz deportivo equipado con motor Maserati…. es un bloque V6 de 2.7 litros que produce 170 CV.

Pero también se recordó la gran hazaña lograda por la casa del doble chevrón en el desierto del Sahara, con cinco ejemplares tipo “semiorugas”, una odisea que se realizó en 1922 y en la que se cubrió una distancia de 3.170 kilómetros; esa aventura fue conocida como la “Ë.Popée”. Los irrompibles Citroën que se enfrentaron a los rigores del sol y la arena llevaban estos nombres: Scarabée d’Or, Croissant d’Argent, Tortue Volante, Bœuf Apis y Chenille Rampante.

Con respecto al GS podemos decir que se trató de uno de los modelos más vendidos en la década del setenta, un hatchback con carrocería autoportante que en su primera generación contaba con los servicios de un motor bóxer enfriado por aire de 1.015 cc, que desarrollaba 55 caballos; fue nombrado European Car of the Year el mismo año de su lanzamiento y se fabricaron más de 2,5 millones de unidades.

Celebraciones por doquier

Otro de los invitados y festejados por supuesto fue el Porsche Semper Vivus, un monoplaza eléctrico que debutó en la Exposición Universal de París en 1900, una creación que ha sido reconocida como la semilla del nuevo Taycan. Peugeot no se quedó atrás, y desde su museo sacó una de las 377 unidades del VLV, un biplaza eléctrico que fue producido en 1941… no cabe duda que se trata de un ejemplar sumamente raro de ver.

Skoda está celebrando 125 años desde su fundación, y por supuesto que la marca checa no desperdició la oportunidad para presumir a sus modelos más icónicos, desde los tiempos en que sus ejemplares llevaban el escudo de Laurin & Klement hasta nuestra era, formando parte del grupo alemán Volkswagen. El escudo de la flecha alada estuvo representado por los modelos Voiturette Type A de 1905, también por el 420 Popular y el Octavia, entre muchos otros.

Una treintena de robustos tractores fue desplegada en un rincón temático, máquinas de trabajo con alto valor histórico obviamente, que en diferentes épocas producían las marcas Lamborghini, Porsche, Renault, Fiat e incluso Mercedes-Benz; de hecho el primer tractor fabricado por Renault estaba cumpliendo un siglo de vida. Aunque suene extraño, muchos fabricantes de automóviles deportivos comenzaron a escribir su historia en ambientes muy alejados de las pistas y la velocidad.

Bugatti aportó algunos de sus más bellos modelos, de competición la mayoría de ellos, un abanico que se mezclaba con los integrantes del Polo Storico de Lamborghini y del Aston Martin Works, nombre que recibe el taller dedicado a la restauración de los clásicos de la firma británica.

El Salón Rétromobile está catalogado dentro de las diez mejores muestras de esta temática en el mundo, junto a los eventos Pebble Beach, Goodwood Revival, Mille Miglia, Techno Classica Essen y Le Mans Classic, por nombrar algunos. Las marcas no se quedan atrás, porque actores tan importantes como BMW, FCA Group, Volkswagen, Porsche, Mercedes-Benz, Ferrari y Bentley, entre otros, conocen el valioso aporte que realiza la historia en la consecución de los objetivos comerciales del presente… una marca que no honra a sus ejemplares de antaño difícilmente se ganará el reconocimiento de las generaciones futuras.