Al momento

La razón de por qué no debes poner las piernas sobre el tablero cuando vas de pasajero

No es raro verlo en la carretera, en cualquier paseo familiar o de amigos, el acompañante se pone cómodo, reclinando el asiento y poniendo los pies sobre el tablero. Es una costumbre tristemente común y muy peligrosa.

A continuación, te contamos por qué.

Una radiografía de un accidente en Inglaterra y el relato de otro en Estados Unidos, todo difundido por el Daily Mail y CBS, respectivamente, muestra cómo personas quedaron incapacitadas de por vida a consecuencia de una colisión que no habría causado mayores lesiones… de no ser porque no iban sentadas correctamente, sino con las piernas sobre el tablero.

De ocurrir un choque lo suficientemente fuerte, una bolsa de aire puede inflarse a velocidades de unos 320 km/h. Dicho dispositivo está pensado para recibir el cuerpo, reducir su desaceleración y minimizar sus lesiones, tarea complementada por la estructura deformable del vehículo y, por supuesto, el cinturón de seguridad.

Si alguien pone sus piernas en el tablero, justo en la zona en la que se despliega la bolsa de aire, la rapidez con la que se infla lanza las piernas contra el torso y la cara. En un auto en movimiento, hay que ir sentado con el respaldo lo suficientemente recto, con el cinturón puesto y los pies en el suelo, como debe ser.

En uno de los ejemplos, la mujer quedó con serias lesiones en la cadera, su pie salió despedido contra su nariz, se le partió el fémur y el tobillo quedó roto en cuatro partes. ¿Conocen a alguien con esa pésima costumbre? Lo ocurrido aquí es solamente una de las posibilidades de lo que podría pasar si no nos sentamos bien.

Así que ya saben, a tomar las precauciones para después no lamentar.