Al momento

Cómo cuidar tu auto para que dure 20 años

Novosibirsk, Russia - 08.01.2018: Used car BMW stands on the stand wheel alignment convergence of the car in the workshop for repair of vehicles Auto service industry on blue lift

Si sigues estos consejos con rigurosidad, te aseguramos que podrás alargar la vida de tu auto, sin tener que hacer gastos innecesarios.

Dejando a un lado el cariño que se le puede tener a nuestro auto, los incesantes incrementos de los precios de los vehículos nuevos nos pueden obligar a conservar el nuestro por mucho más tiempo de lo esperado.

Por ello te decimos que es posible y muy recomendable darle un buen uso y cuidado a nuestro auto para asegurar su longevidad, incluso más allá de un par de décadas, por lo que te hemos preparado una lista de recomendaciones para lograrlo.

Mantenimiento preventivo

Antes de que surjan problemas, es mejor prevenirlos, además de que en la mayoría de los casos también será más económico. Realizar los mantenimientos preventivos de nuestro auto periódicamente y en regla, ayudará a conservar su correcto funcionamiento por más tiempo, disminuyendo el desgaste prematuro.

Además, atendiendo puntualmente los servicios de mantenimiento, nos podemos asegurar de posibles fallas en otras áreas y al mismo tiempo hacer que la economía de combustible adecuada se mantenga por un periodo mayor.

Uso correcto

Llevar al límite las capacidades de un auto, en cualquier aspecto, generará un desgaste prematuro en los componentes mecánicos de éste, reduciendo su ciclo de vida útil.

El simple hecho de revolucionar el motor más allá de lo necesario, no sólo tendrá un impacto en el consumo de combustible, sino en el desgaste que se puede generar en los componentes.

Lo mismo pasa si transportamos una carga que supera los límites recomendados por el fabricante, si utilizamos nuestro coche para fines para los que no fue desarrollado o si se usa de manera excesiva e innecesaria, es decir para viajes muy cortos que se podrían realizar a pie.

Uso de aditivos para el motor

El uso de aditivos puede mejorar las condiciones internas del motor y de la combustión, ayudando a mantener un funcionamiento correcto por un mayor periodo. Los lubricantes de buena calidad permiten aumentar la compresión en el bloque del motor, con lo cual también se mejoran el consumo de combustible y reducir la cantidad de emisiones contaminantes en motores con una buena cantidad de kilómetros.

Atender fallas con prontitud

No dejes para otro día lo que puedes reparar hoy. Si algo anda mal con nuestro vehículo, revisarlo, repararlo o cambiarlo con la mayor prontitud posible, será de mucha utilidad para reducir otras fallas potenciales.

Por ejemplo, rodar con una llanta baja, no sólo es perjudicial para el neumático en sí, sino que puede generar desgaste en otros componentes de la suspensión que pueden terminar con una reparación más costosa.

Utiliza repuestos originales

Cuando se procede a realizar cambios de piezas de desgaste o piezas dañadas, es muy recomendable utilizar repuestos y refacciones originales, pues éstos son fabricados bajo las especificaciones de la marca, con lo que se asegura que su funcionamiento sea el adecuado.

Es posible que sean más costosas, pero vale la pena. Utilizar piezas económicas puede generar un mal funcionamiento y ocasionar fallas en otros puntos del auto, aumentando los problemas.

Revisar niveles de manera constante

También es muy recomendable revisar constantemente los niveles de aceite, anticongelante, líquido de frenos y hasta de presión de las llantas.

De esta manera, además de percatarnos de que posibles fallas, nos aseguramos de que nuestro vehículo funcione de manera óptima, alargando su vida útil.

Es necesario, utilizar los productos específicos para nuestro auto, por lo que recomendamos revisar en el manual de propietario o en un taller certificado cuáles son.

Evitar modificaciones

Sabemos que nuestros autos son un reflejo de nuestra personalidad, realizar modificaciones mecánicas puede acortar severamente la vida útil de los componentes, sobre todo si se realiza por personal con poca capacitación.

Evita cambios en el tamaño del aro y llantas y más aún, modificaciones al motor para obtener más potencia, solo desgastarás de manera prematura la parte más costosa de tu auto.

Pero si aun así quieres hacerle modificaciones, por lo menos hay que realizarlas en talleres especializados, que nos puedan asegurar su correcto funcionamiento e incluso, garantía.