Al momento

Chevrolet Sail, los secretos de un superventas

Este modelo invalida ese discurso que presagia la desaparición de los sedanes, por culpa de la embelesadora silueta de los SUVs. El Sail es uno de los automóviles más vendidos en Chile y cuando la primera generación fue lanzada hace casi diez años, de inmediato otros fabricantes volvieron a fijar su atención en este interesante segmento.        

Por Leonardo Pacheco / Fotos LP

Por muchas razones el Chevrolet Sail se ha destacado, en medio de una variopinta oferta de modelos que, en algunos casos, recurren a las más recientes innovaciones tecnológicas para cautivar al público. No podemos decir que es un rompecorazones, porque su diseño exterior es sencillo, libre de esnobismos e incluso carente de ornamentos efectistas; pero es precisamente esa honestidad lo que más se valora.

Entre sus rivales se cuentan el Kia Soluto, Great Wall C30 y Volkswagen Voyage, pero el ejemplar de Chevrolet descubrió mucho antes el enorme potencial de este segmento, ofreciendo algo que hasta ese minuto -remontándonos a la primera generación- nadie más entregaba: un sedán mediano de tipo “low cost”. De inmediato las ventas del Sail se dispararon, salían miles de unidades a las calles cada mes, y fue así como el Sail le devolvió el apetito de liderazgo a la casa del corbatín dorado.

La carrocería muestra una arquitectura convexa, con trazos curvilíneos dominando la proa y con una zaga que, en estricto rigor, exhibe pocos cambios. En esta área del vehículo se dispone de unas vistosas luces piloto y de un baúl que dentro de sí esconde una de las grandes cualidades de este Chevrolet, que son sus 375 litros de capacidad de carga.

En el habitáculo la propuesta es sencilla, en lo que se refiere a materiales, aunque la oferta de equipamiento no es mezquina en esta versión tope de gama; se dispone de sunroof, sensores traseros, cuatro airbags, asiento del conductor con ajuste de altura y pantalla táctil de 8”, entre otros aditamentos.

Pero no cabe duda que en el ítem volumetría es donde este sedán se lleva los honores, una cualidad que lo convierte en una valiosa alternativa para los grupos familiares y también para quienes desarrollan actividades relacionadas con el transporte de pasajeros, mediante aplicaciones, porque en esta cabina se acomodan cinco viajeros adultos sin restricciones a la movilidad.

Suspensión confortable    

Un motor gasolinero de 1.5 litro tiene la responsabilidad de entregarle energía cinética a este “superventas” de origen chino. Desde el citado bloque egresan 109 caballos y 141 Nm de torque, cifras acotadas pero suficientes para que este sedán ruede ágilmente por la ciudad y la carretera; también es importante destacar que el Sail ofrece un rendimiento mixto de 15,6 km/l.

La transmisión es mecánica de cinco velocidades, conjunto que además de operarse con mucha facilidad posee el escalonado correcto para sacarle partido a la unidad motriz. La primera marcha es corta y empuja con fuerza en las salidas, en tanto que la quinta le permite un ritmo sosegado al motor; el tercer escalón es perfecto para obtener empuje y velocidad, al mismo tiempo.

Desde el primer instante notamos lo ágil que es este automóvil, porque responde bien al momento de acelerar, pese a la poca elasticidad que evidencia la unidad motriz cuando soltamos el acelerador y lo volvemos a pisar sin rebajar un cambio; ahí se nota que escasea el torque y que el rango útil del motor está por sobre las 3.500 rpm. Si deseamos que la planta motriz se mantenga en “guardia”, lo único que debemos hacer es ayudarla con los cambios menores de la caja y mantener la aguja del tacómetro en la zona alta.

La plataforma posee un calibrado confortable, con una suspensión larga y esponjosa, una puesta a punto que se muestra eficiente en las actividades turísticas, pero que no es muy apta para otros ejercicios. Las curvas debemos enfrentarlas a una velocidad prudente, porque de lo contrario la carrocería pivotará de un modo casi molesto, aunque no al extremo de hacernos pensar que estamos perdiendo el control; esa inclinación puede provocarles disgustos a los pasajeros, ningún tipo de inseguridad.

Los frenos realizan una excelente labor y con respecto a la dirección podemos decir que aunque el feedback escasea, por culpa de la sobre asistencia, la precisión está libre de cuestionamientos.

La presencia de materiales rígidos en la cabina consiente el ingreso de ruido exterior, del rodado y del motor, siendo el tema de la aislación acústica el eslabón más débil de esta cadena. Y esos mismos polímeros aportan algunos decibles extras, una serie de crujidos que denotan falta de prolijidad en las terminaciones, asunto que no podemos pasar por alto basándonos solo en el argumento del precio… aún se puede mejorar en este ámbito.

 

FICHA TÉCNICA

Precio: $8.290.000 (LT Smart)

Motor: 1.5 litro / gasolina

Potencia/Torque: 109 CV / 141 Nm

Transmisión: Mecánica / 5 vel.

Tracción: Delantera

Vel. Máxima: 175 km/h

Rend. Mixto: 15,6 km/l

Largo: 4.300 mm

Ancho: 1.735 mm

Alto: 1.504 mm

Entre ejes: 2.500 mm

Cap. Maletero: 375 lt.