Al momento

Prueba MG RX5, el comienzo de la revolución tecnológica

Antonio P. Salazar

Con este sport utility MG nos demuestra lo mucho que ha evolucionado, tanto en el área de diseño como en los asuntos tecnológicos. El RX5 cuenta con un motor turbo gasolinero de 2.0 litros, un bloque que con esos 217 caballos bien puede medirse con rivales de otras latitudes; en esta experiencia de manejo nos llevamos más de una grata sorpresa.    

 

Diseño exterior

El RX5 mide 4.545 mm de largo, 1.855 mm de ancho, 1.719 mm de alto y dispone de 2.700 mm de distancia entre ejes. Como podemos ver no se trata de un SUV compacto, sino que de un automóvil dueño de una respetable envergadura que le permite enfrentarse con exponentes equipados con tres corridas de asientos, aunque no es su caso particular, refiriéndonos a los ejemplares cimentados sobre una plataforma más extendida.

En cuanto a diseño la propuesta no pasa sin pena ni gloria, sino que todo lo contrario, y es que en este SUV, que dicho sea de paso se ubica por sobre los modelos ZS y GS, se disfruta de un diseño elegante en cuyas líneas se descifra el rumbo estético que seguirá la marca; algo de eso ya pudimos apreciar en el eléctrico Marvel X. El frontal es un sector muy bien logrado, dueño de una mascarilla larga que se funde con los faros de ledes, mientras que el parachoques parece dibujarle una sonrisa a la proa.

Al observar los flancos se deducen dos situaciones, que la línea dinámica que recorre las puertas posee un cierto aire germano, y que los acotados arcos de ruedas eliminan la posibilidad de montar neumáticos de mayor diámetro; en esta versión se anuncia un calce de 235/50 R18, más que suficiente para desplazamientos urbanos o por carretera.

La zona posterior también exhibe soluciones que nos recuerdan la pluma alemana, sobre todo ese pliegue practicado en la faz del portalón. Pero aún así el RX5 luce bastante original, distinguido y casi descolgado de su marca, comentario que defendemos con el argumento de que en MG recién se están explorando los segmentos más aspiracionales, que es justo hacia donde apunta este modelo.

Diseño interior  

Es muy interesante analizar la calidad y configuración del habitáculo, sector que nos recibe con una amplitud sorprendente y con un puesto de manejo ergonómico hasta la saciedad. De uno a diez obtiene la máxima puntuación, porque por más que hurgamos para detectar fallas en los ensambles nada pudimos hallar, así que sólo nos resta reconocer que en este ámbito MG ha dado un enorme salto cualitativo.

El puesto de manejo se ajusta como un guante, merced a las regulaciones eléctricas de la butaca y por las adaptaciones consideradas en la columna de dirección. Pero no todo es perfecto, porque notamos que la posición de los pedales evidencia cierta desalineación, que el cuadro de instrumentos está demasiado expuesto a la luz solar y que el dominio visual por los retrovisores es un tanto mezquino; de los otros asuntos nada podemos criticar o cuestionar.

Por tratarse de la versión tope de gama, por la que dicho sea de paso hay que desembolsar casi 17 millones de pesos (sin bonos), la lista de equipamiento es interminable, aunque lo más significativo es la presencia de climatizador, pantalla táctil de 8” con Apple CarPlay, techo panorámico, tapicería de cuero ecológico, portalón trasero con mando eléctrico, seis airbags, controles de descenso y ascenso, además de controles de estabilidad y tracción.

Comportamiento

Como lo anticipamos al inicio de esta prueba, a este sport utility lo anima una planta motriz turbo gasolinera de 2.0 litros. Es importante decir que el RX5 ostenta el honor de cruzar la barrera de los 200 caballos, en el segmento del que estamos hablando claro está, y es que hace algunos años era inimaginable que en un ejemplar de origen chino se declarara una potencia máxima de 217 CV.

Pero eso no es todo, porque además del motor en el RX5 destaca la presencia de una transmisión de doble embrague con seis velocidades (DCT), otro hito tecnológico que se apunta esta marca. Ya es un hecho que los fabricantes chinos dejaron de ser inofensivos para los rivales de otros orígenes y que su única meta ya no es hacer volumen sino que dictar sus propias reglas en materia tecnológica; en su tierra natal este modelo fue presentado hace dos años como el portador de un sistema operativo desarrollado por Alibaba (YunOS).

Al motor no le falta potencia, de eso no cabe duda, aunque es lamentable que la transmisión tenga que usarse casi siempre en modo Sport para lograr un buen desempeño, porque honestamente en el modo Normal el citado conjunto genera más ruido que reacción; lo bueno es que al optar por conducir en Sport el rendimiento prácticamente no se ve afectado.

Dejando de lado lo de la caja DCT para concentrarnos en la puesta a punto de la plataforma, notamos que la suspensión fue calibrada para asfalto de buena calidad y no tanto así para rodar por superficies menos amigables. Pero el tren trasero no es rebotón, y la transferencia de peso en las curvas es sumamente progresiva, lo que nos faculta para acelerar con confianza en los caminos revirados; la dirección es eléctrica y quedamos muy conformes con su precisión y feedback.

En la cabina no se filtran los ruidos molestos del exterior ni tampoco se detectan crujidos por culpa de materiales mal ensamblados. En la ciudad el RX5 nos obsequia quietud y comodidad, mientras que en la carretera el motor turbo nos deleita con su poder de aceleración al tiempo que los eficientes frenos se convierten en ángeles de la guarda que nos brindan mucha seguridad en las maniobras.

El MG RX5 muestra muchos adelantos con respecto a lo que ofrecen su rivales coterráneos, y al conducirlo nos quedó claro que estamos viviendo el futuro de la industria china en tiempo presente. Igualar la oferta es el desafío de los demás fabricantes, porque en lo que respecta a Morris Garages la revolución tecnológica ya ha comenzado.

 

FICHA TÉCNICA

Motor: 2.0 Turbo 217 CV / 350 Nm

Transmisión: Doble Embrague / 6 vel.

Tracción: Integral

0-100 km/h: ND

Vel. Máxima: 205 km/h

Rend. Mixto: 10,4 km/l

Largo: 4.545 mm

Ancho: 1.855 mm

Alto: 1.719 mm

Entre ejes: 2.700 mm

Maletero: 595 lt.