Al momento

Elva el primer auto con cabina abierta de McLaren

 Se fabricarán 399 unidades del deportivo, que tiene un motor de 4.0 lt V8 biturbo de 815 CV y 800 Nm, combinado con una transmisión automática de doble embrague y siete marchas.

El modelo, que marca una nueva dimensión en los Ultimate Series, es el más liviano de McLaren Automotive, ya que cuenta con muchas partes fabricadas en fibra de carbono, tales como, el chasis y asientos, y frenos de cerámica de carbono sinterizado.

El nombre de Elva celebra los famosos M1A diseñados por Bruce McLaren en la década de 1960, versiones innovadoras y emocionantes. Ahora, la marca británica retoma esta nomenclatura para denominar al que se presenta como su primer auto con cabina abierta, el descapotable Ultimate Series que marca una nueva dimensión, ya que es el más radical y ligero de su gama.

“McLaren continúa ampliando los límites del desarrollo de superdeportivos e hiperdeportivos en busca de experiencias de conducción sobresalientes e incomparables para nuestros clientes y el McLaren Elva personifica ese espíritu pionero. El McLaren Elva M1A y sus sucesores son, en muchos sentidos, el verdadero espíritu de los autos súper ligeros y de motor central con los más altos niveles de rendimiento y excelencia dinámica” señaló Mike Flewitt, CEO McLaren.

El McLaren Elva posee el diseño deportivo característico de los modelos McLaren, pero destaca sus agresivos cambios, ya que no cuenta con techo ni parabrisas.  Sin embargo, la firma lo ha equipado con una inédita tecnología, el Active Air Management System (AAMS), que protege a los ocupantes manipulando el flujo de aire. Este sistema reconduce el aire del frontal por la salida del capó, creando una suerte de cúpula y evitando que el viento moleste a sus ocupantes. Sin embargo, también ofrecerá de manera opcional un parabrisas fijo.

El modelo es el más liviano de la historia de McLaren, ya que cuenta con muchas partes fabricadas en fibra de carbono, tales como, el chasis y asientos, y frenos de cerámica de carbono sinterizado, lo que consigue bajar el peso.

Esta ligereza se une a un motor 4.0 lt V8 biturbo de 815 CV y 800 Nm, combinado con una transmisión automática de doble embrague y siete marchas, para pasar de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos y alcanzar los 200 km/h desde parado en 6,7, consiguiendo un mejor tiempo que el Senna.
La marca fabricará 399 unidades y su entrega comenzará a finales de 2020.