Al momento

Así es el vehículo de pruebas eléctrico de Nissan

Nissan ya tiene tradición en tecnologías eléctricas y aprovechando su experiencia, recientemente presentó un vehículo de pruebas de alta potencia, control en las cuatro ruedas y doble motor.

El vehículo, basado en el 100% eléctrico Nissan LEAF e+, cuenta con un sistema mejorado de tracción en todas las ruedas impulsado por motores de alta potencia en la parte frontal y trasera integrados con la tecnología de control de chasis desarrollada por Nissan. El resultado es un sistema de control en las cuatro ruedas con transmisión eléctrica que llevará el desempeño de los autos eléctricos de Nissan a un nuevo nivel.

La nueva tecnología de control en las cuatro ruedas con transmisión eléctrica que se está desarrollando ahora integra las tecnologías de propulsión eléctrica y control 4WD de Nissan con la tecnología de control del chasis para lograr un gran salto en el desempeño de aceleración, viraje y frenado, a la par con los autos deportivos más recientes.

Esta emocionante tecnología de vehículos eléctricos es un componente clave de Nissan Intelligent Mobility, la visión de la compañía que busca cambiar la forma en que los vehículos son conducidos, impulsados y conectados a la sociedad.

Potente y conducción suave de alto rendimiento con doble motor

Usando dos motores eléctricos independientes uno en la parte frontal y otro en la parte trasera, el tren motriz genera 227 kilovatios de potencia máxima y 680 Nm máximo de torque. Esta potencia se complementa con el control de motor de alta precisión proporcionado por la avanzada tecnología de vehículos eléctricos de Nissan que ofrece una aceleración con alta capacidad de respuesta, pero extraordinariamente suave.

El sistema de control en todas las ruedas permite a los conductores conducir prácticamente en cualquier condición de camino, lo que aumenta el desempeño y la confianza de la conducción.

Comodidad de conducción para todos

El control de precisión de ambos motores del auto de pruebas proporciona una comodidad de conducción incomparable. La inclinación y vibración del vehículo se minimiza al agregar el frenado regenerativo del motor trasero al frenado regenerativo habitual del motor delantero. Al reducir la velocidad en las calles de la ciudad, por ejemplo, ayuda a evitar que los pasajeros sean sacudidos de un lado a otro. Esto reduce el potencial de mareo y molestias relacionadas con la disminución de velocidad. De manera similar, en caminos irregulares y accidentados al acelerar, el control del motor se ha optimizado para mantener la comodidad de manejo, minimizando el movimiento irregular.

Control de freno independiente para una conducción de alto nivel

Además de optimizar la asignación del torque delantero y trasero, el sistema aplica un control de freno independiente en cada una de las cuatro ruedas para maximizar la fuerza de giro generada por cada neumático. Esto permite a los conductores disfrutar de las curvas con mayor precisión y con una dirección mínima.

Confianza en cualquier condición de camino

La tecnología eléctrica de control en las cuatro ruedas aumenta la confianza del conductor en una amplia gama de condiciones de camino. Por ejemplo; al girar en caminos cubiertos de nieve, el vehículo puede seguir la línea prevista por el conductor gracias al motor de alta precisión y al control de frenos. Con la confianza para manejar en una variedad de condiciones de camino, la conducción se vuelve más agradable.