Al momento

Furgonetas, para trabajar con mucho estilo

El automóvil sirve a varios propósitos, siendo uno de ellos el transporte de mercancías en los centros urbanos. Calles estrechas, poco espacio para estacionar y gastos operacionales acotados, motivaron el surgimiento de las furgonetas compactas, muy populares en Europa, funcionales vehículos que ofrecen un generoso espacio de carga y que proyectan una imagen mucho más atractiva que la de un camión o un furgón.

Antonio P. Salazar

Son los vehículos preferidos por los flotistas, por las empresas que necesitan moverse ágilmente por la ciudad para llegar a sus clientes, proyectando de paso una imagen elegante y exitosa. Es verdad, las furgonetas cuestan más dinero que un furgón monovolumen, siendo el origen chino el que impera en este grupo, a diferencia de las furgonetas que son europeas en su gran mayoría; la única opción china era el Foton MiDi, la que ya no está disponible en nuestro país.

No cabe duda que las furgonetas han calado hondo en el gusto de los compradores, merced a sus eficientes motorizaciones y por estar equipadas con casi los mismos aditamentos que un automóvil de turismo, refiriéndonos a las áreas de confort y seguridad. Conducirlas es un agrado, una cualidad que otros vehículos comerciales no están en condiciones de ofrecer.

El Tatra Modelo 12 fabricado en 1926, puede considerarse como la primera furgoneta del mundo, un modelo en cuya silueta se distinguen claramente dos volúmenes, proa y un habitáculo coligado a la zona de carga, que es en definitiva el formato que distingue a las actuales furgonetas.

Analizando lo que sucede en nuestro país, nos encontramos con que la furgoneta más vendida es la Peugeot Partner y le sigue la Citroën Berlingo, con respectivas 2.976 y 897 unidades acumuladas hasta agosto del presente año. Mucho más rezagadas están las opciones Opel Combo, Volkswagen Caddy, Renault Kangoo y Dokker, y RAM V700 City, la que dicho sea de paso es la única brasileña de este grupo.

La oferta en Chile

Cuando se revisa la oferta local es fácil entender el por qué del éxito de estos ejemplares, ya que nuestro país dispone de una amplia gama de modelos y de ese abanico se desprenden varias opciones de motorización, capacidades de carga e incluso se puede optar por unidades 100% eléctricas, como el caso de Berlingo, Partner y Kangoo.

Debido a que comparten el mismo ADN, tanto Citroën Berlingo como Peugeot Partner ofrecen dos largos de plataforma (4.403 mm y 4.753 mm), de lo que obviamente se desprenden dos volúmenes de carga: 3,8 y 4,4 m3. En el caso de Dokker no están disponibles dos largos de carrocería, pero sí dos opciones de motorización, gasolinero de 1.6 litro (85 CV) y diésel de 1.5 litro (90 CV); en este Renault se anuncia un volumen de carga de 3,3 m3.

Por su parte la Volkswagen Caddy es la que considera el motor más grande de la categoría, un bloque diésel de 2.0 litros que produce 140 CV unido a una transmisión mecánica de seis velocidades; claro que en este caso el volumen de carga es de tan sólo 3,2 m3. El Kangoo, que sólo se ofrece en variante eléctrica, considera un compartimiento de carga enorme… 4,6 m3 en la versión larga, anunciándose además la presencia de una batería de iones de litio que permite obtener 270 kilómetros de autonomía.

A la Opel Combo la mueve un motor turbodiésel de 1.600 cc, bloque del que emana una potencia máxima de 90 CV. La capacidad de carga es de una tonelada, gracias a sus dos alternativas volumétricas: 3,3 y 3,8 m3. La oferta de este segmento termina con la RAM V700 City, otrora conocida como Fiat Fiorino City. En este caso se ofrecen dos opciones de motorización, gasolina y diésel por supuesto, y por culpa de su acotada longitud (3.864 mm) es la que posee el compartimiento de carga más pequeño de este grupo: 2,5 m3, lo que es equivalente a 610 kilos.