Al momento

Tres controles simples que debes realizar a tu auto cada mes

Services car engine machine concept, Automobile mechanic repairman hands checking a car engine automotive with oil level in the engine transportation, car service and maintenance.

Revise esta lista de verificación mensual y considéralo una regla básica para mantener su auto en buen estado, evitar el estrés en los viajes y futuras reparaciones costosas.

Al no prepararte, te preparas para fallar. Suena demasiado dramático, pero cuando se trata del mantenimiento de tu auto (y su seguridad) no se han pronunciado palabras más verdaderas. No es necesario que seas experto ni que acudas a un mecánico más alto para hacer nada de esto.

Aquí están los aspectos básicos que debes revisar todos los meses:

Presión de los neumáticos

Tus neumáticos están hechos para rendir al máximo a una presión (o rango) específicos. Cualquier anormalidad le impedirá hacer su trabajo según lo previsto, lo que afectará el manejo de los automóviles: crucero, frenado y aceleración.

Por otro lado, las presiones incorrectas de los neumáticos también pueden causar un desgaste prematuro de los neumáticos.

Por ello, la recomendación es que los automovilistas verifiquen la presión de sus neumáticos al menos cada quince días para que no haya una fuga lenta o una pérdida anormal de presión.

Al mismo tiempo, también es recomendable que los automovilistas inspeccionen visualmente sus neumáticos mirando la pared lateral para evitar que haya habido grietas ni hendiduras, y mirando la cara de la banda de rodamiento para verificar que no haya nada perforando el neumático.

Neumáticos y desgaste

Saber medir el nivel de desgaste de tus neumáticos es fácil y es fundamental, ya que un neumático liso no solo pone en peligro tu seguridad, sino que también te expone a una multa.

La banda de rodadura de tu neumático desempeña un papel importante en la forma en que tu vehículo se agarra a la carretera, específicamente en cómo desembolsa el agua, y es tan importante como la presión de tu neumático.

Todos los neumáticos tienen un testigo de desgaste: se trata de un taco de goma de 1,6 mm de espesor incrustado en el fondo de las ranuras principales del neumático. Cuando la goma de la banda de rodadura del neumático llega al nivel de ese indicador, se ha alcanzado el límite de desgaste legal y hay que reemplazar el neumático. Se puede verificar solo con un simple mirar.

Fluidos

De los fluidos depende que el motor de tu auto funcione bien y que no tengas que visitar el taller antes de tiempo y con consecuencias, más graves de lo deseado. El aceite, el refrigerante y el agua de tu auto debes revisarlos sí o sí. No tener agua en los limpiaparabrisas puede ser molesto, pero no tener aceite ni refrigerante puede causar estragos en tu auto y puede salir muy caro.

Aceite: cámbialo cuando indique el fabricante (entre 5.000 y 30.000 kilómetros, según modelo), revise su nivel al menos una vez al mes y siempre antes de un viaje largo. Y si tu auto es antiguo, mejor es lo que revisa cada dos semanas.

Refrigerante: Conviene revisarlo cada 20,000 o 30,000 kilómetros y reemplazarlo (antes de que pierda propiedades) cada 40,000 kilómetros o cada dos años.

Agua: comprobar el nivel es muy fácil. Si accionas la palanca y se mueven los limpiaparabrisas, pero no hay agua, es que se ha terminado.

Te recomendamos leer:

Cómo preparar tu auto para la primavera

Limpieza interior de autos: conoce los mejores consejos y consejos

5 consejos básicos para extender la vida útil de tus llantas