Al momento

Audi A5 2020: actualización de media vida en la previa a Frankfurt

Después de su hermano el A4, era turno del Audi A5 para ponerse al día en sus tres carrocerías y en su vigente generación, la segunda desde su lanzamiento inicial hace doce años.  

Por Equipo Autología desde Frankfurt

Aunque queda claro que el Audi A5 no regresará a la limpieza de la primerísima generación aparecida en 2007 de la mano de los trazos de Walter de Silva, los alemanes siguen manteniendo una clara identidad en la que ahora recurren a ciertos pliegues más agresivos que quieren recordar al Quattro de los años ochenta. Algunas de esas modificaciones visuales ya las hemos visto en el A4 y en el también remozado R8.

Static photo
Color: Quantum gray

Es por dentro donde más se deslinda el A5 de su predecesor directo, pues así la arquitectura sea la misma, la cabina abandona el antiguo esquema de la interfaz MMI con una perilla giratoria para dar paso a una pantalla táctil de 10.1 pulgadas sobrepuesta en el tablero, solución lejos de la integración de superficies de respuesta a los dedos que ya hay en el A6, el A7, el A8 o la Q8, pero que se acerca en cuanto al abandono de la dependencia de botones físicos para diversas funciones.  

En lo mecánico, los motores de gasolina integran un sistema de hibridación suave que ya se está haciendo norma en la industria, con un motor eléctrico que reemplaza las funciones del alternador y la marcha, si bien acá forma parte de una red tradicional de 12V y no de 48V, como ocurre ya en otros modelos de Audi o de otras marcas. Antes de los RS, se mantiene como tope de línea el S5, que para mercados como el mexicano tendrá el conocido V6 de tres litros con turbo y 354 caballos.  

Cockpit

Las transmisiones son de doble embrague y siete relaciones en las plantas motrices menos potentes, mientras la Tiptronic de convertidor de par con ocho cambios sobrevive en el S5. 

Del A5 hay opciones de carrocería Coupé, Sportback (cinco puertas) y convertible