Al momento

Opel celebra 120 años de historia automotriz

La marca del rayo es uno de los fabricantes con mayor tradición en el mundo automotriz y cada capítulo de su historia ha estado marcado por la innovación propia de la ingeniería alemana.

Hoy se encuentra en una nueva era de la mano del Groupe PSA, manteniendo su independencia de diseño y desarrollo tecnológico que resultan en una colaboración franco-germana, en la que los grandes beneficiados son los consumidores.

En 1886 Opel ingresó al mundo automotriz presentando su primer modelo: el Opel Motorwagen System Lutzmann. De allí en adelante todo fue innovación constante para fabricar vehículos de calidad y accesibles para todos. Fue el primer fabricante alemán en implementar la cadena de montaje en su fábrica y hacer del automóvil un bien para el usuario común. Ese ADN es lo que perdura hasta nuestros días, donde la ingeniería alemana es clave para lograr los avances que disfrutamos en la actualidad.

Durante la década de los años 30, Opel se destacó por producir autos económicos con excelentes prestaciones, calidad e ingeniería con modelos como el Opel P4, Admiral, Olympia Rekord y Kadette. Mientras que en el período de la post guerra tuvo un rol fundamental en la recuperación económica alemana gracias a las ventas de sus modelos.

En los 60 vino la apuesta rupturista de diseño, que marcó un antes y un después en sus productos. Opel sorprendió al mundo con su modelo GT experimental, que causó tanto revuelo que pasó a ser un modelo de producción masiva. Después de él y, en la misma línea, vinieron modelos como el Manta, Calibra, Monza y Omega que dieron a Opel mayor visibilidad en todos los mercados donde está presente.

En los 80 y 90 la marca lanza al mercado lo que hoy conocemos como sus modelos superventas: Corsa y Astra, los que llegaron a las calles llevando la popularidad de Opel a niveles nunca antes imaginados.

Actualmente, Opel es parte del Groupe PSA y vive un renacimiento en Chile de la mano de los franceses, en una colaboración que permite a Opel mantener su independencia de diseño y tecnología, aprovechando los recursos del grupo. En Chile esto se traduce en un gran respaldo de servicios y experiencia palpable en la expansión de la red de concesionarios, un servicio post venta preciso altamente capacitado.

Esta alianza mantiene el ADN de la marca alemana, enfocado siempre en ofrecer mayor tecnología que el estándar, mucho más accesible para los usuarios y nuevos desarrollos de productos mirando a un futuro con energías limpias y para todos.

Los frutos de esta incorporación de Opel a PSA ya son una realidad. Las nuevas generaciones de Corsa y Astra son vehículos totalmente distintos de sus antecesores, que rebasan por mucho en cuanto a tecnología e ingeniería a cualquier versión anterior, los cuales integran hoy sistemas inteligentes de ayuda al conductor, monitoreo de las condiciones del tránsito, sensores y sistemas de seguridad junto a modos de manejo que el usuario puede elegir según las condiciones del camino, lo que se traduce en un uso inteligente y eficiente del combustible.

Como era de esperarse, en esta nueva etapa de su historia, los alemanes entraron a la ruda competencia de los SUV, la silueta más vendida en Chile, y lo hicieron en grande presentando la familia SUV X, compuesta por Mokka X, Crossland X y Grandland X.
Cada uno de ellos cuenta con todos los avances tecnológicos de Opel e integran asientos AGR certificados para el cuidado lumbar, su aplaudido sistema de iluminación Intellilux@, que adapta las luces a las condiciones del camino en todo momento automáticamente, el sistema Opel Eye@ que vigila las condiciones del camino, e incluso las señales de tránsito.

Una familia completa de SUV

Crossland X es altamente versátil, un SUV tan cómodo de manejar que lo convierte en un perfecto aliado para comenzar con un vehículo de estas dimensiones y que le permiten ir de un terreno a otro con facilidad. Sus espacios interiores, se adaptan perfectamente a las necesidades del día a día con gran capacidad de carga de hasta 1255 litros con sus asientos traseros abatidos.

Mokka X es un verdadero off-road, robusto y de un diseño exterior agresivo y elegante. Sus modos de tracción y asistencias de partida en pendiente lo convierten en el vehículo perfecto para disfrutar de aventuras en terreno más difíciles, además, su altura, da una sensación de seguridad y mayor visibilidad cuando se comparte el camino con otros autos.

Finalmente, Grandland X es la joya de esta familia. El SUV más avanzado de Opel cuenta ton todos los avances tecnológicos de la marca. Posee sistemas de alerta al conductor, tales como cambio de carril, detección de peatones, alerta de conductor cansado, alerta de punto ciego, modos de tracción para condiciones del camino, gran espacio interior, asientos y volante calefaccionado y enfriado y mucho, mucho más.

Sin duda esta era de Opel junto a PSA, harán que estos 120 años sean un nuevo punto de partida para un desarrollo importante en la historia de la ingeniería alemana.