Al momento

Embarazadas y conducción: 5 consejos para futuras madres al volante

Side view of pregnant woman on driver seat adjusts seat belt

La mujer embarazada tiene el mismo riesgo de sufrir lesiones en un accidente en auto que el que tiene cualquier persona, sin embargo, las consecuencias podrían ser peores. Y si bien no existen impedimentos para que una futura madre conduzca, el daño no solo sería para ella si no que también para el feto.

Por ello es importante que una mujer en gestación tome conocimiento de las precauciones y el empleo correcto de los sistemas de retención, con el fin de prevenir los riesgos de un accidente de tránsito.

¿Es obligatorio utilizar el cinturón de seguridad? ¿Puedo conducir hasta antes del parto?  son algunas de las dudas que surgen a muchas de las mujeres que se desplazan en vehículo durante el embarazo.

A continuación, te entregamos algunas recomendaciones importantes.

Correcto uso del cinturón de seguridad: siempre es obligatorio el uso del cinturón. Los expertos recomiendan que la banda pélvica debe ir a la altura de la ingle, por debajo del abdomen de la mujer, mientras que la correa horizontal debe ir desde el hombro izquierdo y pasar entre los pechos para llegar a su punto de anclaje.

Primeros meses: Si el embarazo está en los primeros meses la mujer que conduce debe considerar que puede sufrir nauseas, mareos y cansancio, síntomas que pueden afectar su concentración y normal desempeño al volante.

Último trimestre: en ningún caso es recomendable que la futura madre conduzca cuando es propensa a sufrir contracciones, vértigo o riesgo de parto prematuro. Y en caso de alguna emergencia en el camino, debe estacionar inmediatamente a un costado de la calzada con intermitente.

Tiempo al volante: es aconsejable que una mujer embarazada evite pasar mucho tiempo frente al volante. En caso de tener que cubrir un trayecto más bien extenso lo ideal es que no conduzca más allá de tres horas y de hacerlo debe detenerse cada una hora para caminar y permitir un normal flujo sanguíneo.

Airbag: no es peligroso siempre que la distancia mínima entre la persona y el mismo sea de entre 20-25 cm.

Y por último, si conduce embarazada, en cualquier momento de los nueve meses de gestación, evitar realizar maniobras bruscas y arriesgadas, manteniendo siempre una distancia prudente con respecto al auto que va adelante.

Si sigue estas sencillas instrucciones no deberá de haber ningún problema de la mujer embarazada y la conducción.

También te pueden interesar los siguientes temas: