Al momento

Nuevo Mazda 3, un auto con un nivel de conducción superior

Es uno de los autos más vendidos en Chile y durante el 2018 representó un cuarto de las ventas de la marca, por lo que esta nueva versión del Mazda 3 2020 no podía ser menos y llegó con el objetivo claro de entrar al segmento de los premium.

El lanzamiento regional de la cuarta generación de este modelo que ha vendido más de 6 millones de unidades a nivel mundial, se realizó en la X Región, con la presencia de periodistas chilenos, bolivianos y peruanos.

Sus positivas cifras lo preceden. En los últimos 5 años el Mazda 3 sedán creció un 122%, mientras que la versión hatchback creció en un 90%. Toda una proeza para un auto que se ha convertido en un modelo clave para el posicionamiento de esta marca japonesa, tanto en Chile como en otros países de Latinoamérica.

El Mazda 3 es un modelo que surgió en el 2004 y desde entonces se ha renovado cada 5 años. Hoy estamos dando inicio a la cuarta generación, que no solo se trata de un facelift, sino que de un auto prácticamente nuevo.

Hablamos de una evolución en todos los pilares de la marca, partiendo por el diseño Kodo, que sigue siendo arte en movimiento, pero en esta oportunidad se buscó crear líneas más horizontales y menos angulosas en todo el exterior del auto.

El inicio de una nueva era

Es el primer modelo de la nueva generación, pues la aspiración de Mazda con estos cambios que aplicará a todas sus renovaciones es acceder a un segmento premium, desafiando a players reconocidos y consolidados.

Esto tanto por su diseño exterior e interior como por los materiales y detalles con los que están fabricando los nuevos modelos. Un ejemplo de ello es el sistema de sonido que incorpora el nuevo Mazda 3, que mejoró completamente la dinámica y ubicación de los “12” parlantes Bose que incluyen un nuevo sistema de bajos, para vivir la experiencia de un sonido envolvente. Al mismo tiempo se trabajó muy bien la insonorización, para evitar que los ruidos externos a la cabina intervengan en la experiencia de viaje del piloto y de los pasajeros.

Sus materiales son suaves al tacto, tanto en el tablero, como en la consola central y puertas. Asimismo, sus acabados se complementan a la perfección con el diseño, al igual que los botones, los que transmiten una calidad inédita para la categoría.

Conducción placentera

Lo que buscaron con este nuevo Mazda 3 es un disfrute en la experiencia de manejar, tanto por la belleza del auto -que la asemejan a una obra de arte- como porque está centrado en el ser humano, lo cual sin duda se logra con sus asientos eléctricos, distintas posiciones de manejo y ergonomía aplicada a cada uno de los controles, volante, apoya-brazo y otros elementos al interior de la cabina.

Se busca lograr el ya conocido Jinba Ittai de la marca, que tiene relación con que el auto responda de manera armónica y eficiente a las intenciones del conductor, tal como lo haría un caballo con su jinete.

En esto ayuda la arquitectura SkyActiv Vehicle, la nueva generación de tecnologías estructurales de Mazda, que logran que la conducción sea menos estresante y más natural, trabajando tanto en el chasis, como la carrocería, suspensión y otros aspectos que apoyan la confortabilidad del conductor.

La nueva carrocería logra una mayor rigidez y al mismo tiempo adopta un nuevo enfoque que recoge la energía de vibración y la absorbe efectivamente.

Diseños diferentes para un mismo concepto

En materia de diseño, se buscó crear dos personalidades distintas para las versiones hatchbak y sedán de este modelo, diseñando un hatchback más deportivo y emocional y un sedán más sofisticado.

Detalles como las llantas de distinto color, el diseño en los focos traseros, detalles en la parrilla y la materialidad del parachoque son algunos de los elementos que ayudan a configurar cada uno de los estilos.

Motorización mejorada

La generación anterior del Mazda 3 venía con motores de 1,6 y 2 litros. Esta nueva llega con dos versiones de de 2.0 y 2.5 litros.

El de 2.0 tiene 154 hp de potencia y 200 nm de torque y viene en versión mecánica y automática de 6 velocidades para hatchback y sedán.

En tanto, las versiones con motor de 2.5 litros tienen 185 hp de potencia y un torque de 252 nm. También viene en versión mecánica y automática para el sedán y versión mecánica para el hatchback.

Mayor conectividad sin pantallas touch

Uno de los cambios más significativos además de su motor está dado en el interior del vehículo donde ya no vemos una pantalla touch, sino que un sistema de infoentretenimiento integrada al panel central con el sistema Mzd Connect, que es compatible con Android Auto y Apple Carplay.

Este sistema incorpora una evolución para optimizar el desempeño, confort y seguridad, permitiendo un manejo más intuitivo y mucho más rápido que la versión anterior. 

El HMI fue renovado para controlar las funciones de la pantalla de 8.8 pulgadas, que está orientada hacia el conductor, a mayor altura y más lejana de la posición de manejo, con el fin de reducir la distracción visual y aumentar la concentración al manejar.

Además, esta nueva versión de Mazda 3 incluye Head Up Display y una gran pantalla que se proyecta en el parabrisas para obtener fácilmente toda la información necesaria.

Los valores para los nuevos Mazda 3 irán desde los $12.990.000 a los $17.990.000 para el sedán. Y en la versión hacthback, la versión deportiva estará en los $18.490.000. Con estos valores intentarán competir con las versiones de entrada del Audi A3, BMW serie 1 y el Volvo V40, una apuesta que dado el nivel de equipamiento con que llega el nuevo Mazda 3, bien podrían ganar.

Hasta el 23 de agosto habrá una preventa digital y el régimen de venta normal comenzará el 24 de agosto. No obstante las unidades se comenzarán a entregar en septiembre de este 2019.