Al momento

Maserati Levante Trofeo, a este noble ejemplar lo impulsa un motor Ferrari de 590 caballos.

La firma del tridente develó su primer SUV en el Salón de Ginebra 2016. Ese ejemplar lleva por nombre Levante, que es la denominación que recibe el viento que sopla en el Mar Mediterráneo, una brisa que refrescó a la firma italiana y que le permitió ver más allá de los coupés y sedanes deportivos; fue así como nació este Sport Utility, fruto de una corriente innovadora.

Claro que para Maserati no bastaba sólo con crear un lujoso y veloz SUV, sino que dentro de sus planes estaba la realización de una obra maestra, de un ejemplar que fuese mucho más lejos en términos de performance. Y así surgió el Levante Trofeo, el escalón más alto de la gama, un inigualable bólido en cuyo pecho late con fuerza un corazón donado por Ferrari.

Antes de pasar a los detalles técnicos revisemos algunos asuntos concernientes con el trabajo expuesto en la carrocería. Dispone de dos entradas de aire en el capó y de un splitter frontal confeccionado en fibra de carbono, soluciones que junto con embellecerlo refuerzan su aplomo en el asfalto. Cuenta además con cuatro salidas de escape, faros de ledes Matrix, terminaciones barniz de piano en la parrilla y unas llantas deportivas de 22”, que el fabricante ofrece bajo la denominación Orione.

En el habitáculo considera todo tipo de aditamentos, dotación que por supuesto está reforzada con una calidad superlativa en materiales y acabados. Dentro de lo más destacable están los asientos tapizados en cuero natural premium “Pieno Fiore” que se pueden elegir en negro, rojo o café, con el logo Trofeo grabado en los apoyacabezas; además incluye de serie un sistema de sonido de alta fidelidad, de la casa Bowers & Wilkins.

Y lo más importante, en este Maserati habita el motor más poderoso del que se tenga memoria en la marca, un bloque biturbo V8 de 3.8 litros que reporta una potencia máxima de 590 CV y un torque de 730 Nm. Como ya lo mencionamos la mano de Ferrari está presente en esta planta motriz, y en cuanto a prestaciones el Levante Trofeo puede correr a 301 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos.

Se anuncia un precio inicial de 130 millones de pesos, un valor que puede aumentar bastante cuando se eligen algunas de las muchas alternativas de personalización; es un catálogo que incluye aplicaciones, llantas, butacas y todo tipo de nobles materiales. El rival del Lamborghini Urus ya arribó a Chile, y entonces… ¿qué está esperando la casa taurina?