Al momento

BMW Serie 3, el legendario sedán nos presenta su séptima generación.

Cuatro décadas de historia tiene a su haber la Serie 3 de BMW, uno de los modelos más icónicos y tradicionales de la firma alemana y que, en su séptima generación, llega a nuestro país para continuar el exitoso legado de sus antepasados; es el rival directo de los también alemanes Audi A4 y Mercedes-Benz Clase C.

Entre sus novedades, las variantes 330i Sport y 320d Executive, que son las confirmadas por el representante oficial de la casa bávara, el nuevo Serie 3 exhibe un diseño exterior con líneas endurecidas y tensas, recurso que configura una proa absolutamente deportiva y en la que destacan el “doble riñón” que actúa como parrilla, los faros de ledes, el capó provisto de cuatro pliegues y el parachoques que le brinda un generoso espacio a los neblineros.

Pero la clásica silueta de este sedán no se vio afectada, sobre todo en la zaga, sector que sigue siendo corto y respingado, portando además unas luces piloto rebajadas y que incluyen iluminación dinámica al momento de frenar; esto quiere decir que su intensidad varía en función a la fuerza aplicada al pedal. En el techo se distingue la antena tipo “aleta de tiburón”, que es otra de las soluciones que establecen la identidad de los ejemplares producidos por BMW.

El habitáculo exuda elegancia y sofisticación, ofreciéndose un volante de gruesa empuñadura, un pomo del cambio corto y dos pantallas (12,3” y 10,2”) mediante las que se accede a las funciones básicas del vehículo y al completo sistema de infotenimiento BMW iDrive 7.0. Se anuncia además un avanzado asistente de ayuda al estacionamiento, con guías longitudinales y laterales, refuerzo a la seguridad que además incluye cámara trasera y, según versión, cámara con visión en 360°.

La variante 330i Sport cuenta con los servicios de un motor gasolinero TwinPower Turbo de 2.0 litros, unidad que produce 258 CV a 5.000 rpm y un torque de 400 Nm desde las 1.550 vueltas por minuto; lo acompaña una transmisión automática Steptronic de ocho velocidades. En el 320d Executive la energía cinética proviene de un bloque diésel TwinPower Turbo de 1.995 cc, desplazamiento que permite ofrecer 190 CV a 4.000 rpm y una torsión máxima de 400 Nm desde las 1.750 revoluciones. La misma caja de velocidades está presente en esta versión.

Como una forma de endulzar la conducción, más de lo que naturalmente ofrece un BMW, la Serie 3 dispone del paquete deportivo M Sport, el que gracias a la tecnología de chasis mejorada nos entrega altura de manejo reducida, rigidez adaptable y diferencial M Sport controlado electrónicamente; con bloqueo variable en el puente trasero. La escala de precios de este legendario sedán parte en $30.490.000.