Al momento

Salón de Shanghái, el Geely PreFace anuncia el nacimiento de una nueva submarca.

Tal parece que las ambiciones del grupo Geely no se limitan sólo a conquistar el mercado automotor chino, sino que sus propósitos abarcan un terreno más amplio. En el citado consorcio habitan las marcas Volvo, Polestar, Lynk&Co y, próximamente, Geometry, una nueva submarca de alta gama especializada en la producción de automóviles eléctricos.

El nacimiento de esta división se anunció con bombos y platillos en el Salón de Shanghái, tomando como emisario al conceptual PreFace, una berlina fundada sobre la plataforma Compact Modular Architecture (CMA), que es la misma base que le brinda sustento al Volvo XC40. Pero el PreFace cumple una segunda misión, que es iniciar la transferencia tecnológica de Volvo hacia Geely, movimiento que tardó más de lo esperado en concretarse.

El lenguaje de diseño Expanding Cosmos se muestra en la elegante carrocería, formato en el que destacan las puertas sin marcos, el frontal con dos niveles de profundidad y las manillas embutidas en el metal; claro que no todas las soluciones de este prototipo estarán presentes en la unidad de serie. En la cabina se dispone de volante hexagonal y los instrumentos están contenidos en dos pantallas, detalles que también podrían quedar en el recuerdo una vez que el PreFace pase a la etapa de producción masiva.

Hasta el momento no se han revelado los detalles técnicos de este ejemplar, aunque está más que claro que será impulsado por un motor eléctrico alimentado por baterías de rango extendido, autonomía que, tomando como referencia lo que anuncian los otros modelos chinos de similares características, no debiese ser inferior a 600 kilómetros.