Al momento

Peugeot Rifter, un nuevo concepto de versatilidad.

Llega a Chile el reemplazante del Tepee, un polivalente automóvil familiar con el que Peugeot busca reforzar su presencia en esos segmentos alejados de las siluetas convencionales, que es donde habitan SUV, hatchback y sedanes. Se trata del Rifter, una propuesta interesante desde la perspectiva de la flexibilidad de uso, punto en el que destaca la tercera corrida de asientos desmontable; la capacidad de carga varía entre los 200 y 4.000 litros.

Su objetivo básico es servir a las familias numerosas, pero gracias a su naturaleza multiuso es capaz de ser el mejor compañero de quienes gustan de los deportes al aire libre e incluso de los usuarios cuya actividad laboral se orienta al transporte de pasajeros, en el rubro del turismo. Posee un marcado estilo aventurero outdoor, aspiración que se torna más evidente al comprobar que en la lista de equipamiento se incluye el Advanced Grip Control, sistema que permite enfrentar caminos con escasa adherencia, es decir cubiertos de hielo, nieve o barro.

Volviendo al tema de las modularidad de las siete plazas, la segunda fila cuenta con asientos independientes y en ella debuta la función Magic Flat, eficiente recurso que permite abatir las butacas para dejar la superficie completamente plana; al extraer la tercera corrida se obtiene un generoso espacio para ubicar carga o bien para ser utilizado como cobijo campestre.

Lo sostiene la plataforma modular EMP2 y se construye en España. Mide 4.753 mm de largo, 1.921 mm de ancho, 1.880 mm de alto y la distancia entre ejes se extiende hasta los 2.975 m; posee además 180 mm de distancia libre al piso. En la vestimenta exterior destaca el frontal basado en los modelos 3008 y 5008, cualidad que inserta a Rifter en el mundo de los vehículos de pasajeros de la casa felina, y al mismo tiempo lo aparta del segmento que reúne a los vehículos comerciales.

En el interior resalta el i-cockpit, un puesto de conducción sumamente intuitivo y fácil de operar, que se caracteriza por el volante de diámetro reducido y por la escasa presencia de pulsadores. Los marcadores analógicos se guarecen dentro de un profundo plafón, mientras que una pantalla táctil de 8” permite bucear en las diferentes amenidades de la cabina, desde el climatizador hasta el avanzado sistema de infotenimiento desarrollado por la marca; se incluye Mirror Screen y Head up Display.

Durante este año se integrará al line up la variante equipada con motor gasolinero PureTech de 1.2 litro, pero por ahora fueron confirmadas dos plantas motrices BlueHDi. La primera unidad cuenta con un desplazamiento de 1.560 cc, y es capaz de producir 100 CV a 3.750 rpm y 254 Nm a 1.750 rpm. El segundo bloque es de 1.499 cc, siendo sus erogues de 130 CV a 3.750 rpm y 300 Nm a 1.750 rpm; una caja manual de cinco marchas acompaña al BlueHDi 100 y un conjunto automático de ocho velocidades a la unidad BlueHDi 130.

Se esperan ventas equivalentes a 50 unidades por mes, objetivo para el cual se anunciaron precios de $14.890.000 correspondiente al nivel de terminación Allure MT5 y de $17.390.000 para la opción Allure EAT8.