Al momento

Porsche Macan, se presenta con atrevidos colores y varias mejoras estéticas.

El Macan es un producto altamente valorado en nuestro mercado automotor, tanto así que en estos cinco años que lleva habitando entre nosotros, ha logrado colocar más de 650 unidades. Su presencia será fundamental para obtener las 400 unidades que, en este 2019, la marca alemana espera vender en territorio chileno, tomando en cuenta todos los modelos del line up.

Si bien el importador lo define como una nueva generación, este Macan califica más en la categoría de facelift o refresh. Exhibe cambios estéticos importantes, en el exterior y habitáculo, pero la plataforma sigue siendo la misma y sus dimensiones básicas no presentan modificaciones; mide 4.697 mm de largo, 1.923 mm de ancho, 1.624 mm de alto y la distancia entre ejes se extiende hasta los 2.807 mm.

En la carrocería destaca la presencia de unas aumentadas entradas de aire en la proa, junto a unos avanzados faros de ledes equipados con cuatro puntos de iluminación. Por los flancos exhibe protecciones de polímero, aplicaciones que pueden ser elegidas entre varios diseños, y dentro del catálogo de opciones están consideradas unas llantas de entre 19 y 21 pulgadas.

Nuevos colores se suman a la paleta, tonalidades audaces que le otorgan mayor carácter a este producto. En el Macan debutan el Azul Miami, Verde Mamba Metalizado, Plata Dolomite Metalizado y Crayón.

El rasgo más característico y que define la identidad de los nuevos ejemplares producidos por la casa de Stuttgart, es el bloque de iluminación tridimensional continuo presente en la zaga, solución que brinda mayor superficie para ubicar el rótulo de Porsche en el centro de esta vistosa barra; por supuesto que las luces son de ledes y un difusor de turbulencia se encarga de rematar el techo.

En el habitáculo se acentuó la deportividad merced a un volante forrado con alcántara, inspirado en el 911, y se mejoró el acceso a las muchas funciones electrónicas mediante la utilización de un bloque de pulsadores organizados en la consola central. La variante más equipada se beneficia de una pantalla táctil de 10,9”, interfaz que permite acceder a las múltiples funciones del Porsche Communication Management (PCM), dispositivo también presente en los ejemplares Panamera y Cayenne.

Dos eficientes motorizaciones se informan en la ficha técnica. La primera opción es un bloque turbo gasolinero de 2.0 litros cuya potencia máxima alcanza los 252 CV y del que además se obtienen 370 Nm de torque. El segundo motor es un turbo gasolinero V6 de 3.0 litros, presente en la Macan S, impulsor del que brotan 354 caballos y 480 Nm de torque; en ambos casos la transmisión es una PDK de siete velocidades.

Este Porsche se comercializa a un precio de 75.900 dólares en la versión de entrada, Macan a secas, monto que asciende hasta los 93.900 dólares en el caso del Macan S. Las expectativas de ventas señalan 185 unidades en un periodo de 12 meses.