Al momento

Citroën Berlingo, una funcional y versátil versión de pasajeros.

El line up de Berlingo se ha completado, con el arribo a principios de año de la nueva generación en su variante de carga, y ahora con el estreno de las unidades destinadas al transporte de pasajeros. No hay que ser un experto para notar los muchos cambios experimentados por este funcional producto, que nació en 1996 exhibiendo un diseño exterior muy sencillo aunque mucho más evolucionado que su predecesor, el Citroën C15.

En esta tercera generación se muestran soluciones avanzadas, como esa futurista proa equipada con neblineros capaces de seguir la trayectoria en las curvas (función cornering), junto a esa peculiar presentación de los componentes, la misma que lucen los modelos C3, C3 Aircross y C4 Cactus. En varias oportunidades hemos destacado la osadía de este fabricante, el que en 100 años de trayectoria nunca ha dejado de impresionarnos con sus creaciones.

Dos largos de carrocería considera la gama Berlingo Pasajeros, una opción M que mide 4.403 mm y una alternativa XL cuya longitud se extiende hasta los 4.753 mm; la distancia entre ejes es de 2.785 mm para la primera y 2.975 mm para la segunda. Un dato interesante es que los voladizos traseros se mantienen acotados en las dos carrocerías, registrándose un largo de 726 mm en la unidad M y 886 mm en la variante XL.

Está claro que la funcionalidad y el amplio espacio interior son las cualidades más valiosas de este nuevo producto. Gracias a las citadas longitudes se ofrecen habitáculos equipados con cinco y siete plazas, asientos individuales que al abatirse dan forma a un generoso espacio de carga. Con cinco asientos la capacidad varía entre los 775 y 1.414 litros, en tanto que con siete butacas la cifra fluctúa entre los 322 y 1.672 litros, sólo considerando bultos cuya altura no supere la de los respaldos.

La calidad es muy alta, en lo que respecta a materiales y terminaciones. El puesto de manejo es absolutamente ergonométrico, capaz de adaptarse a una amplia variedad de complexiones, y la presencia de un verdadero catálogo de portaobjetos eleva la tasa de funcionalidad; también destaca en el ítem insonorización, materia en la que Berlingo se adjudica la máxima nota.

En el ámbito de la conectividad, el Berlingo Pasajeros ofrece el sistema Citroën Connect asociado a una pantalla táctil de 8”, con Bluetooth y acceso a Mirror Screen y a las plataformas Android Auto y Apple CarPlay; también se incluyen dos puertos USB, y un eficiente sistema de recarga inalámbrica para el teléfono.

Las dos variantes están equipadas con un bloque turbodiésel BlueHDi 100, un motor de 1.600 cc del que brota una potencia máxima de 100 CV a 3.750 rpm y un torque de 254 Nm desde las 1.750 vueltas por minuto; lo acompaña una transmisión mecánica de cinco velocidades, aunque se anuncia para el segundo semestre la presencia de una versión provista de caja automática de ocho marchas, unida a un impulsor turbodiésel de 130 caballos.

Este nuevo integrante de la familia Citroën llega a nuestro país costando $14.290.000 en su versión M y $14.990.000 en su alternativa XL. Las expectativas de ventas señalan 20 unidades por mes, es decir tres veces más que la generación predecesora.