Al momento

Motor V10 de Audi, el poderoso bloque atmosférico cumplió 10 años.

En el exclusivo club de los ejemplares de alto performance se encuentra el R8, una creación de Audi Sport que se ubica en la cima de la deportividad y el brillante desempeño. Y al hablar de este modelo, es obligatorio referirse al poderoso corazón que lo hace único en su clase: el motor 5.2 litros V10 FSI.

Se cumplieron 10 años desde la creación e irrupción de este reconocido bloque atmosférico V10, una bestia mecánica que posee un 60% de sus componentes extraídos de los bólidos de competición, de esas imbatibles máquinas de la división Audi Sport.

Fue en 2009 cuando el R8 salió a las calles, detentando líneas futuristas y ofreciendo un desempeño sólo comparable con los Audi de la vieja escuela, como esos inolvidables atletas del Grupo B. Un año más tarde se presentó la versión R8 GT, equipada con una unidad de diez cilindros que producía 560 caballos, mientras que la versión R8 V10 Plus -producida desde 2012 en adelante- generaba una potencia máxima de 550 CV.

En 2015, Audi realizó un fuerte ajuste al motor 5.2 litros de segunda generación del R8, en donde se agregó la inyección de combustible en el colector de admisión, mejorando la combustión de los gases. Otra innovación fue el sistema Cylinder On Demand (COD), que permite inhabilitar cilindros parcialmente para aumentar la eficiencia y el rendimiento.

 

Este motor de alto desempeño también ha tenido grandes éxitos en las pistas de competición, luego de su debut en el Audi R8 LMS de 2009 que corrió en la Serie GT3 Sport. En 2012 fue lanzado el R8 LMS Ultra, mientras que en 2015 debutó la segunda generación del R8 LMS. Por su parte, el R8 LMS GT4 se sumó a la oferta del “Costumer Racing” de Audi Sport a principios del año pasado.

Finalizando la temporada 2018, los conductores del Audi LMS GT3 ganaron un total de 62 posiciones en el ranking general de pilotos y 78 títulos más en la clasificación de clases. Los pilotos de Audi lograron la victoria general en once carreras de larga duración (24 horas), además de siete victorias en competencias de 12 horas y tres triunfos en certámenes de 25 horas; todo un éxito para los 10 años de este bólido en la Serie GT3.