Al momento

Aston Martin, varias leyendas serán exhibidas en The London Classic Car Show.

La casa británica Aston Martin tiene mucho que decir en materia de ejemplares históricos y clásicos, tanto así que se convertirá en una de las grandes animadoras del The London Classic Car Show, evento anual que reúne a los máximos referentes del apasionante mundo de los automóviles de época.

Un impresionante despliegue de modelos fue anunciado por la marca, entre los que se cuenta el exótico DB4 Convertible de 1968, exponente que protagonizó la cinta “The Italian Job” (1969), en la que Michael Caine conducía el citado bólido por los Alpes y que finalmente terminó en el fondo de un barranco; se dice que la misma unidad logró ser restaurada y que se encuentra bajo los cuidados de la división de clásicos de Aston Martin.

También serán exhibidos un DB7 Prototype, un DB9 y un V12 Vanquish, todos diseñados por Ian Callum y pertenecientes al “Icon Award” de la industria británica. Pero por supuesto que el presente de la marca es relevante, por lo que el público podrá ver en directo al exclusivo Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake del que sólo se produjeron 99 unidades.

Pero si se trata de exclusividad, el modelo DB6 Mk2 Volante es el que se lleva todos los laureles. Se construyeron 38 unidades entre 1969 y 1970, una rareza que muy pocas veces puede apreciarse en directo; la unidad que estará presente en el salón británico pertenece al Príncipe de Gales. Está avaluado en 1.5 millón de libras.

Para cerrar este suculento menú, la casa de Gaydon sacó de su descanso un AMV8 Saloon de 1974 y un AMV8 Volante de 1978, que entre ambos suman 355 mil libras. Por supuesto que no faltarán las unidades conducidas por el agente secreto James Bond, en esa extensa saga de películas, especialmente el Aston Martin DB4, el que sin duda es el máximo exponente de la elegancia y flemática personalidad de los británicos.