Al momento

Renault Kangoo ZE, se anuncian dos versiones y mayor autonomía.

En poco tiempo la energía eléctrica ha revolucionando el mercado automotor, ofreciendo una solución sostenible y viable al tema de la movilidad no contaminante. En Europa la red de recarga considera un cargador por cada 80 kilómetros, en tanto que las principales marcas prometen sumar 250 nuevos modelos al 2022.

Otro asunto relevante es que, en 2040, en Inglaterra se dejarán de comercializar automóviles equipados con motorización térmica, lo que por supuesto es el mayor anuncio de esta década, así como el absoluto descarte –por parte de Volvo- de los impulsores alimentados con diésel en 2023.

En lo que respecta a la firma francesa Renault, sus investigaciones en el ámbito de las electromovilidad comenzaron en 2009, para tres años más tarde estrenar la primera plataforma específica para tal requerimiento, en la forma del compacto modelo Zoe; en 2016 la autonomía del citado producto superó los 240 kilómetros, lo que estableció un nuevo estándar para la industria.

Lo bueno es que los avances alcanzados por la casa del rombo no sólo benefician al viejo continente, sino que a todos los mercados del orbe. Y bajo ese pensamiento llega a nuestro país el Renault Kangoo ZE, un furgón de reparto que además de ofrecer una capacidad de carga de 650 kilos, es impulsado por un motor eléctrico capaz de cubrir una distancia de 270 kilómetros según el sistema de homologación NEDC; bajo exigencias cotidianas dicha autonomía se reduce hasta los 220 kilómetros.

No está considerada una modalidad de recarga rápida (30 minutos), pudiéndose completar el proceso en seis horas. La explicación es que por tratarse de un vehículo comercial, destinado a flotas, sus recorridos pueden ser administrados de tal forma que la bitácora no excederá la autonomía informada y las baterías podrán cargarse durante la noche.

En el vano frontal se dispone de un electromotor capacitado para producir una potencia equivalente a 60 CV y un par de 226 Nm, torque disponible desde que se presiona el acelerador; la velocidad máxima alcanza los 130 km/h. La transmisión es automática continua.

Primero se integra la versión Maxi, unidad que mide 4.666 mm de largo, 1.829 mm de ancho y 1.836 mm de alto; registra 3.081 mm de distancia entre ejes. La versión corta, denominada L1, hará su estreno durante el segundo trimestre del año en curso.

En el apartado de seguridad destacan el doble airbag frontal, los frenos ABS+AFU, el control de estabilidad (ESP) y el asistente de partida en pendiente (HSA). El representante de la marca, Derco, confirmó precios de $24.490.000 (+IVA) para la versión larga, y de $23.490.000 (+IVA) para la variante corta.