Al momento

DS7 Crossback, cuando la elegancia adquiere acento francés.

Este llamativo ejemplar fue develado en el Salón de Ginebra del año pasado, adquiriendo de inmediato el rol de ser el primer producto perteneciente a la nueva generación de modelos DS. Recordemos que bajo esta marca el fabricante galo Citroën, o más bien dicho el grupo francés PSA, comercializa sus productos de alta gama; desde 2014 que la citada división comenzó sus actividades.

ds7-crossback-2

El DS7 Crossback fue presentado en el mercado nacional de un modo anticipado, porque recién en abril o mayo estará disponible en el DS Store, nombre que adoptará el punto de ventas exclusivo de la marca en Santiago. Se anuncian precios que oscilarán entre los 23 y 30 millones de pesos, una cifra que de inmediato nos hace pensar en lo difícil que le resultará a este crossover competir en un mercado tan dominado por el factor monetario.

Casi está demás decir que el diseño exterior es impresionante. La elegancia francesa se mezcla con soluciones de alta funcionalidad, como por ejemplo las luces piloto elevadas y los pilares C adelgazados, que permiten un amplio dominio visual. La carrocería mide 4.570 mm de largo, 1.895 mm de ancho, 1.620 mm de alto y 2.738 mm de distancia entre ejes; está basado en la plataforma EMP2, la que también le sirve de piso al Peugeot 3008.

HyperFocal: 0

En el interior los detalles sofisticados saltan a la vista, siendo los puntos más destacados el diseño aeroespacial de los asientos frontales, el futurista aspecto de la palanca selectora de cambios y esa enorme pantalla táctil (12”) que da acceso a las muchas funciones incorporadas en el cockpit. Un dato interesante es que los materiales presentes en la cabina fueron sometidos a cuatro años de pruebas, para comprobar su resistencia al frotamiento y la abrasión.

ds7-crossback-1

El DS7 Crossback estará equipado con un motor gasolinero THP de 1.6 litro (165 CV), y además con un turbodiésel BlueHDi de 2.0 litros (180 CV); se confirmó la presencia de una nueva transmisión automática de ocho velocidades. Otras de las novedades de este modelo es el sistema de amortiguación variable controlado electrónicamente, que funciona utilizando la información que proviene de sensores que miden variables como la aceleración, la velocidad y el ángulo del volante.