Al momento

Chevrolet Spark GT, el remozado citycar ya está en Chile.

Pese a los anuncios, más especulativos que oficiales, Chevrolet no logró presentar en nuestro país a la siguiente generación del citycar Spark. Pero para llenar ese vacío decidió ofrecer el refresh del Spark GT, del ejemplar que ya conocemos, y lo hizo en la acostumbrada cena de fin año que le ofrece a los emisarios de los medios de comunicación.

spark-gt-3

En este Spark se disfruta de un diseño exterior afinado, con un frontal moderno en el que se aplican las mismas soluciones arquitectónicas vistas en otros ejemplares, pickups entre ellos, rasgos que por supuesto le confieren un aspecto mucho más actual; la anterior proa sin ser poco agraciada, ya estaba pasada de moda.

La mano renovadora se extiende a la zaga, sector que renunció a la recarga de elementos para transformarse en uno de los puntos más sencillos y atractivos del coche. El portapatente sale del portalón, las luces piloto muestran un estilo mucho más discreto, al tiempo que la falda del parachoques oculta la cola de escape; lo bueno es que desde ahora el Spark dejó de exhibir componentes gigantescos en una carrocería pequeña.

spark-gt-4

El habitáculo mantiene la volumetría de su antecesor, algo que no podía ser de otro modo considerando que la plataforma presenta los mismos 3.640 mm de largo y 2.375 mm de distancia entre ejes; hay espacio para cuatro ocupantes, cinco con restricciones importantes, y el maletero puede recibir 170 litros. Es un citycar, por lo que el espacio acotado forma parte de sus características básicas.

El diseño del cockpit fue modernizado, mediante aplicaciones de resina clara en la consola central, nuevos mandos en el volante y un panel de instrumentos que luce muy bien, siempre combinando lo analógico con lo digital.

spark-gt-1

No es una cabina pretensiosa, y es importante señalar que para acceder a una carga de equipamiento aceptable, en lo que respecta a amenidades eléctricas, es necesario pasar directo a las versiones dos y tres, dejando de lado la unidad de entrada. Pero lo bueno es que desde lo básico se dispone de frenos ABS, doble airbag frontal, dirección asistida, computador de viaje y Bluetooth.

Cuenta con un bloque gasolinero de 1,2 litro, impulsor capacitado para erogar una potencia máxima de 81 CV y un torque de 108 Nm. Sólo está disponible con transmisión mecánica de cinco velocidades, con lo que se logra mantener a raya el precio de la versión tope de línea. Los valores comienzan en $5.990.000 y concluyen en $7.290.000, en tanto que las proyecciones de ventas se ubican en 200 unidades por mes.