Al momento

Prueba: Peugeot 301 (1.6 HDi Allure Pack MT5)

Es uno de los productos más funcionales y pragmáticos que existen en el segmento de los sedanes B+, pero está claro que no califica como la opción más atrevida o rupturista en la vereda de lo estético. No obstante, junto a su hermano corporativo Citroën C-Elysée, el Peugeot 301 no se anda con medias tintas a la hora de obsequiarle eficiencia al usuario, en las áreas de rendimiento y habitabilidad.

peugeot-301-2

Examinamos la versión Allure Pack, que es la opción HDi más equipada de la gama. El 301 compite con los surcoreanos Hyundai Accent y KIA Rio 4, y se mide además con el Chevrolet Cobalt, Honda City, Nissan Versa, Mazda 2 Sedán, Toyota Yaris, Renault Symbol y Volkswagen Polo Sedán. Pero los mentados rivales no consideran una planta turbodiésel dentro de sus respectivos line ups, lo que no es un dato menor a la hora de elegir.

Diseño recatado  

Qué podemos decir de este diseño: que en su desarrollo su privilegió la practicidad y la funcionalidad de uso, y que se dejó fuera de la receta las tendencias de la moda o esas extravagantes soluciones arquitectónicas de las que se abusa en algunas marcas. Lo más curioso es que Peugeot no es una de las casas menos estilosas del mercado, y eso se comprueba al contemplar las líneas de ejemplares como el RCZ o 5008.

peugeot-301-9

Pero en el 301 esa ostentación visual no está presente, ya que muy por el contrario en este sedán se observan líneas cuadriformes, tres volúmenes bien marcados, un extenso voladizo trasero y, por si fuera poco, una acertada carestía de ornamentaciones superfluas. Todo en este coche cumple un objetivo, está ahí por una buena razón, y esa lógica es justamente lo que termina por convencernos.

Claro que entre el modelo que debutó en 2012 y esta nueva hornada observamos ciertos ajustes en la proa, sector que exhibe una mascarilla rectangular infinitamente más a tono con lo que muestran, por ejemplo, un 2008 o un 508. También se le agregó el detalle de la “garra felina” en las luces de posición traseras, claro que de un modo no tan dramático.

peugeot-301-12

En el habitáculo detectamos la presencia de aplicaciones barniz de piano, lo que eleva considerablemente la tasación del cockpit. Y el 301, que bueno que así sea, se suma a la corriente de la conectividad, mediante un paquete multimedia con pantalla táctil en la que se proyectan las funciones del GPS, y que cumple la función de cámara de retroceso, además de reflejar el menú del teléfono mediante el sistema Mirror Link.

peugeot-301-3

Debido a su tamaño exterior, en el que destaca la distancia entre ejes de 2.652 mm, se obtiene una cabina espaciosa, para personas y carga (640 litros de baúl), lo que por supuesto representa una de las mayores virtudes de este automóvil. Es por esto que se ha convertido en el preferido por quienes realizan labores profesionales de transporte, y además por los usuarios que más allá de las apariencias buscan espacio, seguridad y comodidad para los viajes en familia.

Mecánica correcta

El desempeño de este sedán, que llega a nuestro país desde la factoría de PSA en España, tiene todo lo necesario para ser calificado con nota azul. En efecto, el motor turbodiésel (HDi) de 1.6 litro se siente muy capaz en todos los escenarios, especialmente cuando se le pide más torque que potencia; la elasticidad es uno de sus mayores atributos.

peugeot-301-4

Con una potencia máxima de 92 CV a 4.000 y con un despliegue de torque que asciende hasta los 230 Nm desde las 1.750 rpm, el Peugeot 301 puede alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos; no está mal considerando que se trata de un automóvil sin aspiraciones deportivas.

En las recuperaciones es aún mejor, porque en cuestión de segundos logra remontar de 60 a 140 km/h, utilizando para ello el último escalón de la caja mecánica de cinco marchas. Se anuncia un rendimiento promedio de 22,3 km/l, una cifra extraordinaria que, cuando se conduce sosegadamente, puede llegar a los 24 km/l.

peugeot-301-5

La complicidad existente entre motor y transmisión es a todo evento, pero debemos señalar que la inserción de las velocidades no es tan perfecta; la H se siente gomosa.

La suspensión es ideal para los objetivos que busca este sedán, con un tren delantero que parece no tener límite en su recorrido vertical y con un puente trasero el que, pese a ser de travesaño, no es rebotón y mantiene bien pegados los neumáticos al asfalto. La dirección está bien lograda, en feedback y asistencia, y de los frenos sólo podemos decir que la fatiga nunca hará presa de ellos; el esquema de disco y tambor cumple correctamente.

peugeot-301-6

La insonorización del habitáculo no es de lo mejor, ni tampoco resultan muy cómodas las teclas de los alzavidrios ubicadas en la consola central. Pero lo que más desconcierta, o más bien dicho decepciona, es que la oferta de portaobjetos está reducida a lo mínimo admisible; esto es imperdonable considerando que el 301 es un automóvil que pone la funcionalidad por encima de cualquier otro asunto.

FICHA TÉCNICA

Precio: $11.390.000

Motor: 1.6L 92 CV / 230 Nm

Transmisión: Mecánica / 5 vel.

Tracción: Delantera

0-100 km/h: 11,2 seg.

Vel. Máxima: 180 km/h

Rend. Mixto: 22,3 km/l

Largo: 4.445 mm

Ancho: 1.748 mm

Alto: 1.466 mm

Entre ejes: 2.652 mm

Maletero: 640 lts.