Al momento

¿Planea FIAT-Chrysler una fusión con alguna armadora china?

Todo parece indicar que después de años de intentar una fusión con Grupo Volkswagen o General Motors, Sergio Marchionne, CEO de FCA se ha dado por vencido y ahora busca una fusión con alguna de las armadoras chinas.

Según reportes, FCA ya recibió una oferta para comprar todas o un porcentaje de las acciones del gigante italoamericano. La oferta habría venido de una compañía ‘bien conocida’ y por una cantidad ligeramente superior al valor estimado de mercado de FCA, según Automotive News.

fiat_500l_019

El acuerdo para comprar FCA incluiría dos de las marcas más rentables del grupo, Jeep y Ram, pero fue rechazada por no ser lo suficientemente alta. En lo que se etiqueta como la guerra de ofertas billonarias, fuentes de Automotive News han declarado que otras marcas chinas ya han enviado a sus ejecutivos a Michigan para reunirse con FCA y expresar el interés para una compra potencial.

Una de las marcas interesadas sería Great Wall Motors, ya que uno de los altos directivos de la empresa fue visto en el cuartel general de FCA en Auburn Hills, Michigan. FCA puede ser uno de los blancos perfectos para las marcas chinas que se encuentran desesperadas por expandir sus operaciones y comenzar a vender sus productos en la región de Norteamérica en grandes volúmenes.

FIAT Mobi_8

Sergio Marchionne tiene al menos un par de años invitando a otras armadoras a una fusión que le permita hacer un uso amplio de las economías de escala en el desarrollo de nuevos modelos y recortar los costos de investigación y desarrollo.

Según especulaciones, una de las interesadas podría ser Geely, la dueña actual de Volvo Cars, aunque ni Geely ni FCA han confirmado un interés en una operación de esta magnitud. De llevarse a cabo en el futuro, la compra no incluiría a Alfa Romeo, Maseratti o Ferrari, que siguen siendo propiedad de la familia Agnelli, los parientes directos de Giovanni Agnelli, fundador de FIAT.

A parte de tener participación en mercados de Norteamérica, Europa y América Latina, FCA cuenta con 162 plantas, 87 centros de I+D y 2,600 distribuidores tan solo en los Estados Unidos. Desde el año 2015 Marchionne ha intentado alcanzar un acuerdo de fusión con Volkswagen y General Motors, pero nunca pudo concretarse nada.

2015 Chrysler 300S

Buscando hacer a FCA más deseable para inversionistas, Marchionne no tuvo reparo en descontinuar a modelos de bajas ventas como el Dodge Dart y Chrysler 200 y recortó los presupuestos de desarrollo para incrementar los márgenes de ganancia. Esto incluyó volver a utilizar chasis de largueros en algunos modelos de Jeep y Ram, en lugar de la arquitectura de monocasco, más sofisticada y costosa.

Marcas rentables como Jeep pronto verán incrementos importantes en su portafolio de productos, incluyendo una nueva pickup y modelos más lujosos para competir directamente con Land Rover. El principal efecto de la reducción de costos de Marchionne fue la de concentrarse en autos rentables, como lo son las SUVs, minivans y pickups.

Hablando con Automotive News el mes pasado Sergio Marchionne admitió parte de su estrategia: “Para poder ser justos con nuestros accionistas, tenemos que asegurarnos de entregar tanto valor como podamos.” A pesar de ser criticado por analistas en 2014 al mostrar sus planes para el futuro, FCA va en buen camino para alcanzar una de sus metas e incrementar las ventas globales de los 4.4 millones de unidades vendidos en 2014 hasta casi 7 millones en el año 2018.

Información | Motoring