Al momento

Porsche dejará un vacío enorme en el WEC

La marca alemana ha decidido que la inversión en el Campeonato Mundial de Resistencia es enorme y eliminará para la siguiente temporada, su participación. No tenemos claro si esta decisión está tomada por falta de capital, o si la marca de Stuttgart está buscando invertir en otro serial.

A los amantes del WEC nos duele, pues se queda prácticamente inhabitada la categoría estelar del campeonato. Es cierto, queda Toyota, pero los japoneses ya no tendrán a un equipo grande con el que pelear por su primer título en Le Mans. Audi abandonó el año pasado por temas económicos y ahora, parece ser que Porsche, también miembro el Grupo Volkswagen, opta por la misma decisión.

La inversión anual en el WEC se tasa en 250 millones de euros, lo que parece una cifra exorbitante cuando los temas financieros no van bien. Algunos dicen que el Grupo Volkswagen está decidiendo de esta manera debido a que necesita capitalizarse después de la enorme problemática que sonó hace un par de años con el dieselgate. Otros, mencionan que Porsche podría estar buscando incursionar en la competencia de monoplazas, no se sabe si en la Fórmula 1 o en la Fórmula E.

En caso de que sea la F1, Porsche entraría en equipo con Red Bull, que se distingue por ser una plataforma importante en el mundo automotriz. El equipo austriaco es uno de los que mejor plantados están en el serial, lo que haría más sencillo el arribo de Porsche.

Por otro lado, está la opción de la Fórmual E, pero sinceramente, de esa posibilidad no queremos ni hablar.

AUTO - FORMULA E TESTS 2013

¿Dónde está la esencia?

Nos duele ver hacia dónde va el mundo de la competición hoy en día. Es impresionante como marcas como Jaguar, Audi, Renault y Mercedes, ya ponen el dedo en la categoría eléctrica, dejando de lado lo que en un inicio movía al deporte motor. Para los que aún no sabían, la firma de la estrella anunció que dejará de competir en el DTM para enfocarse en el desarrollo de monoplazas para la Fórmula E.

A falta de conocer los planes futuros de Porsche, nos quedamos con un sistema que está olvidándose de la esencia de la competición. Parece ser que los sonidos, las rivalidades, los duelos en pista y el fuego saliendo de los escapes, no podrá ser conocido por las siguientes generaciones.