Al momento

Renault Alaskan, un nuevo actor se suma al segmento de las pickups

Hasta hace poco la firma francesa Renault no contaba con camionetas en su line up, y ahora suma dos productos de esta tipología. El primero de ellos se denomina Duster Oroch, y se trata de una pickup compacta concebida bajo los acuerdos del Mercosur y cuya presencia ya está confirmada para nuestro mercado. Pero es del segundo ejemplar de lo que trata esta crónica, Alaskan, cuya presentación oficial para Chile se llevó a cabo en los nevados paisajes cordilleranos de la IX Región.

La camioneta Alaskan nace del acuerdo industrial firmado entre Renault y Nissan, en el que el fabricante nipón pone a las órdenes de la casa del rombo toda su experiencia en materia de pickups, sistemas de doble tracción e incluso sus centros de producción; de hecho Alaskan llega a nuestro país desde la planta de Aguascalientes en México.

En esencia de trata de una Nissan NP300 con los correspondientes ajustes estéticos que le impone lucir el escudo de Renault. Para tal efecto la proa exhibe una parrilla más grande, y también hay ciertas diferencias en la presentación de las luces de posición e incluso en el diseño de las llantas; por supuesto que los focos C-Shape están presentes.

 

Si bien es cierto que para una camioneta el mercado de flotas, mineras y forestales, es de vital importancia para su éxito comercial, en el caso de Alaskan la estrategia de producto se centra –por ahora- en quienes están decidiendo entre un SUV y una Pickup. Debido a esto se ofrecen sólo dos versiones, ambas doble cabina, en las que la lista de equipamiento apunta bastante alto y cuya única diferencia importante está dada por el tipo de transmisión.

La cabina muestra soluciones de buen gusto y materiales de alta calidad, lo que de inmediato anuncia que no se trata de un producto destinado a la faena, al menos no como su único propósito. En materia de equipamiento destaca la presencia de climatizador bizona, paquete eléctrico full, asiento del conductor con ajustes eléctricos, botón de encendido, tapiz de cuero ecológico, control de velocidad crucero y calefacción de asientos delanteros, entre otros ítems.

En seguridad dispone de doble airbag frontal, frenos ABS, cámara de retroceso, sensores de estacionamiento, diferencial con deslizamiento limitado, control de estabilidad, asistencia de arranque en pendiente, control de descenso y control dinámico del vehículo (VDC).

En el apéndice técnico se optó por la misma motorización que impulsa al furgón de reparto Master. Se trata de una planta turbodiésel de 2,3 litros que entrega 160 CV a 3.750 rpm y  un generoso torque de 403 Nm desde las 1.500 vueltas por minuto; el turbo es de geometría variable. Como lo anticipamos, la transmisión puede ser mecánica de seis marchas o automática de siete velocidades, mientras que la tracción es 4×4 con opciones 2WD, 4High, 4Low y 4Low+Lock.

La carrocería mide 5.318 mm de largo y la distancia entre ejes alcanza los 3.150 mm. Puede transportar una tonelada dentro de la caja, y a los amantes del off road la nueva Alaskan los sorprenderá con sus 230 mm de distancia libre al piso, y también con sus 31° de ataque y 28° de salida.

Durante la presentación se anunciaron precios de $18.990.000 (+IVA) para la versión con caja mecánica, y de $19.990.000 (+IVA) para la opción con transmisión automática; se espera una venta mensual de 600 unidades.