Al momento

Volkswagen Bora TDI, un sedán que valora el buen rendimiento

Cuando se vivía el último mes del lustro 2016, Volkswagen, por medio de sus voceros oficiales, confirmó el arribo de una completa gama de ejemplares propulsados con motores turbodiésel. En ese momento se anunció el arribo del Golf TDI, en sus variantes hatchback y station wagon (Variant), y además fue anunciado que el tricuerpo Bora formaría parte de la estrategia TDI.

Todo se ha cumplido, y sólo nos faltaba hablar del Bora, el último de los productos contagiados con esta fiebre turbodiésel. Partiendo por lo esencial, diremos que es un automóvil en el que el espacio interior y el generoso equipamiento son sus principales características; sin ser un sedán de alta gama se ha ganado un importante espacio entre los compradores exigentes.

Cuando debutó internacionalmente, en 1998, se dijo que era un Golf con baúl, pero con el paso del tiempo el Bora se ganó una identidad propia, convirtiéndose en un pilar fundamental dentro del plan de expansión de Volkswagen y en un temible rival para modelos como el Mazda 3, Ford Focus, Opel Astra y Renault Fluence, entre otros.

volkswagen-bora-tdi-2

El Bora TDI, como esas siglas lo señalan, cuenta con un bloque turbodiésel de 2,0 litros que produce una potencia tope de 150 CV a 3.500 rpm y un torque de 340 Nm desde las 1.750 rpm. Datos oficiales, como la velocidad máxima de 220 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos, avalan la calidad técnica del citado motor.

Puede estar coligado a una transmisión mecánica de seis velocidades, o bien a ese exquisito conjunto de doble embrague DSG con idéntico número de desarrollos. Según cifras homologadas por entidades independientes, con el motor 2,0 litros TDI se logra un rendimiento mixto de 22 km/l, lo que si consideramos que en el estanque se pueden depositar 55 litros de combustible, nos arroja una asombrosa autonomía de 1.200 kilómetros.

volkswagen-bora-tdi-3

El representante de la marca anuncia dos versiones, con los niveles de acabado Advance y Highline, y en cuya lista de equipamiento se puede hallar cámara de retroceso, control de velocidad crucero, seis airbags, controles de tracción y estabilidad, sensores traseros, Bluetooth, y asientos delanteros calefaccionados, entre otros ítems. Los precios van desde los $13.490.000 hasta los $15.490.000.