Al momento

Salón de Ginebra 2016: Volkswagen Phideon 2017, el nuevo buque insignia solo para China

Volkswagen recién presentó oficialmente en Ginebra a su nuevo buque insignia que por tamaño, equipamiento, tecnología y motorizaciones se coloca por encima del Passat como el tope de gama de la marca germana, sin embargo y como lo confirmó un vocero de la firma, la mala noticia es que no hay planes para que haga su arribo al continente americano, no pronto ni tarde, no va a venir.

No porque sea oficial que no se vaya comercializar en México debemos dejar de pedirlo y es que el nuevo gran sedán de la marca alemana utiliza chasis y componentes de Audi, más específicamente la plataforma MLB-evo de la nueva Q7. El motor va montado en arreglo longitudinal como en el A6, Serie 5 y Clase E en lugar del arreglo transversal de autos generalistas como el Passat, característica que le da un desempeño dinámico superior y que funciona mejor con el sistema de tracción integral 4Motion.

Phideon 2

Los compradores chinos tendrán un sedán con lo último en la imagen corporativa de Volkswagen, con líneas sobrias y muy elegantes y lo último en tecnología de iluminación LED. En el interior Volkswagen entiende que este tipo de vehículos son muy populares para aquellas personas que desean que un chofer las lleve y por eso el asiento trasero es muy espacioso y confortable. Tampoco se olvidará de aquellos que viajen en los asientos delanteros y por eso montará lo último en sistema de infotenimiento del grupo y asientos ajustables eléctricamente de varias posiciones.

El único motor que tendrá de inicio el Phideon será un V6 de 3.0L TSI turbocargado con inyección directa de combustible capaz de desarrollar 295hp y 347lb-ft de torque que se irán a las cuatro ruedas cortesía del sistema de tracción total 4Motion. Este motor es específico para el mercado chino en donde el esquema de impuestos a los automóviles depende del desplazamiento de su motor y siendo que para motores más grandes que 3.0L los impuestos son considerablemente mayores, VW desarrolló un motor especial para este mercado que se deriva del 3.6L que conocemos en México pero que reduce su capacidad para adaptarse mejor al mercado chino y a sus ya mencionados esquemas de impuestos.

En el futuro Volkswagen promete que se sumarán a la oferta un 2.0L TSI con alrededor de 220 caballos y tracción delantera y un ecológico motor híbrido enchufable con buen desempeño y consumos fantásticos para un sedán de este segmento.

Por favor, Volkswagen, ¿no podrían al menos considerarlo?